UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Bácaro agradece la nueva oportunidad de la vida

El internacional italiano jugará para Interviú en la final de la Copa de la UEFA de Fútbol Sala, 12 meses después de caer en el choque decisivo con ElPozo Murcia, y habló con uefa.com sobre los cambios del último año.

Vinicius Bácaro (Interviú Madrid)
Vinicius Bácaro (Interviú Madrid) ©Sportsfile

Un año atrás, Vinicius Bácaro formaba parte del equipo de ElPozo Murcia FS que perdió la final de la Copa de la UEFA de Fútbol Sala en los penaltis ante el MFK Viz-Sinara Ekaterinburg en Moscú. Doce meses más tarde, está de regreso en Rusia con un nuevo equipo, Interviú Madrid, enfrentando al mismo rival y por el mismo premio. Pero mucho ha cambiado en ese tiempo para el internacional italiano de origen brasileño.

Nueva perspectiva
Justo antes de emprender el viaje hacia la Copa Mundial de Fútbol Sala de la FIFA en Brasil en el pasado mes de octubre, Bacaro se sometió a una intervención de rodilla, y de hecho sólo en los últimos meses ha sido capaz de dejar su huella con el Interviú, al cual llegó en verano desde su rival español. Bácaro, que consiguió el tanto del triunfo para Italia en la final del Campeonato de Europa de Fútbol Sala de la UEFA de 2003, ha demostrado que no ha perdido su intuición a la hora de anotar goles importantes, completando el marcador de 5-0 en el triunfo del Interviú sobre el Kairat Almaty en la noche del viernes, aunque el jugador admite que su perspectiva sobre la vida y el deporte ha cambiado para mejor debido a su lesión.

Cambio de vida
"Hoy soy una persona diferente. Mi vida cambió completamente el día que me sometí a la operación de rodilla. Me he convertido en una persona más paciente, y más tolerante al mismo tiempo. Es un momento que no puedes compartir con nadie, solo puedes pasarlo y tomar la experiencia. Me ha hecho repensar mi vida, sobre la forma en que vivía y sobre los planes que podía tener. Me ha hecho comenzar a estudiar nuevamente. Me ha hecho volver a leer una vez más. Realmente me ha abierto de mente. He comenzado a reunirme con gente diferente", explicó Bácaro a uefa.com.

Más fuerte
"Siento que me he convertido en una persona mejor y más fuerte. Va más allá del tanto que he marcado esta noche, tiene que ver con todas las cosas que he vivido en este año. Tiene que ver con ser capaz de subir las escaleras sin estar preocupado, con conducir un coche, con salir a caminar por las noches. Me ha hecho ver que el tiempo lo cura todo y que pone todo en su debido lugar".

En paz
A pesar de que el tanto de semifinales ante el Kairat fue especial, al igual que lo sería un triunfo ante el Ekaterimburgo en el choque decisivo de esta tarde, Bacaro necesitaba reunir toda su fortaleza mental para lograr superar el encuentro del pasado viernes. "Mantener la concentración fue la clave para marcar ese tanto, para continuar luchando todo el tiempo y esperando mi oportunidad. Seis meses atrás ni siquiera sabía si podría volver a jugar alguna vez, y ahora he sido capaz de jugar y de marcar un gol. Hoy soy un hombre nuevo. También he aprendido acerca de la soledad. Algunas personas pueden ser muy solitarias incluso aunque estén rodeadas de amigos. Ahora soy capaz de estar solo y en silencio. Soy una persona más calmada tras los últimos seis meses. Me siento en paz, y me ha hecho pensar y reconsiderar mi futuro. Ahora puedo ver que hay mucho más en la vida que el fútbol sala", finalizó el jugador de 30 años.