Echa un vistazo a cinco pasos de los que informa la Organización Mundial de la Salud y la FIFA para ayudar a detener la propagación del COVID-19.

1. Lavarte las manos 2. Toser con el codo flexionado 3. No tocarte la cara 4. Mantener una distancia física
5. Quedarte en casa si no te encuentras bien
Más información >

 

Supercopa 1982: Victoria del Aston Villa

Dos goles en la prórroga dieron el título de aquella edición al Aston Villa frente al Barcelona.

Ken McNaught del Aston Villa
Ken McNaught del Aston Villa Popperfoto via Getty Images

Barcelona - Aston Villa 1-0
(Alonso 52')

Aston Villa - Barcelona 3-0 (p.t.)
(Shaw 80', Cowans 100', McNaught 104')
El Aston Villa gana por 3-1 en el global

La final de la Supercopa de 1981 no se disputó debido a que el Liverpool, campeón de Europa por aquel entonces, no encontraba una fecha para disputar la final frente al campeón de la Recopa de la UEFA, el Dínamo Tbilisi, que pertenecía a Unión Soviética y que está ahora en la república independiente de Georgia.

Por su parte, el Aston Villa heredó la corona europea en 1982 tras vencer al Bayern en la final. El club de Birmingham se enfrentó luego en la final de la Supercopa al Barcelona, que había derrotado por 2-1 al Standard de Lija en la Recopa de la UEFA.

La final de 1982 se disputó el 19 de enero de 1983, un año más tarde de lo previsto. El conjunto de Udo Lattek tuvo un comienzo alentador en el partido de ida en el Camp Nou, en el que el único gol del encuentro lo hizo Marcos Alonso en el minuto 52.

Sin embargo, la suerte cambió en el partido de vuelta en el Villa Park el 26 de enero, después de que el gol de Gary Shaw a 10 minutos del final hiciera que la final se decidiera en la prórroga. Gordon Cowans en el 100' marcó de penalti y cuatro minutos más tarde Kenneth McNaught cerró el marcador (3-1).

El Villa Park vio por segunda vez a su equipo levantar un trofeo europeo de la mano del técnico Tony Barton que había sustituido a Ron Saunders a mitad de temporada después de que éste no pudiera mantener el buen juego tras ganar el título en 1980/81. Ese triunfo marcó el final de un largo periodo de dominio británico en las competiciones europeas.

Arriba