Defensa del Año de la UEFA

John Terry ha sido galardonado como Defensa del Año de la UEFA 2009 por delante de Nemanja Vidić y Gerard Piqué.

Nemanja Vidić ha demostrado un enorme compromiso con el Manchester United FC
Nemanja Vidić ha demostrado un enorme compromiso con el Manchester United FC ©Getty Images

Ganador

John Terry (Chelsea FC)
El capitán del Chelsea se mantuvo al margen del pronunciado bajón que afectó a su equipo en invierno y finalizó la temporada en un gran nivel con un nuevo título de la FA Cup. Reconocido por su gran competitividad y por la valentía clásica de los centrales ingleses, ayudó a su equipo a finalizar su campaña en la Premier League con un récord defensivo inalcanzable hasta el momento, y también demostró su poderío en las jugadas a balón parado en el área contraria marcando goles decisivos para Inglaterra ante Alemania en Berlín y contra Ucrania en la clasificación para la Copa mundial de la FIFA.

También nominados

Gerard Piqué (FC Barcelona)
La campaña 2008/09 marcó una feliz vuelta a casa para Gerard Piqué, que en su regreso al Barcelona desde el Manchester United dio lo mejor de sí para, a sus 22 años, cambiar su rol de suplente en Old Trafford por el de un miembro importante de la defensa azulgrana. Con Piqué demostrando una impresionante habilidad en el juego aéreo y una gran compostura, especialmente en las semifinales de la UEFA Champions League ante el Chelsea, ayudó al conjunto de Josep Guardiola a superar la pérdida de algunos defensas clave. Su recompensa llegó con un lugar en el once inicial del Barça en la victoria final sobre el Manchester United en el Stadio Olimpico, 12 meses después de quedar incluso fuera del banquillo en el triunfo de su antiguo equipo en Moscú.

Nemanja Vidić (Manchester United FC)
El poderoso central serbio realizó una gran labor en el camino del Manchester hacia su segundo título consecutivo en la Premier League, conformando una gran dupla en la zaga junto a Rio Ferdinand casi imposible de superar para sus rivales. Subrayó su importancia para el conjunto inglés durante la ausencia de Ferdinand por lesión, en la cual su equipo consiguió un récord de 14 encuentros sin recibir goles en la competición nacional, durante los cuales fue el único jugador con presencia perfecta en la línea defensiva del Manchester. "Un fantástico jugador", fue el veredicto de Sir Alex Ferguson sobre el enorme defensa, que resultó igual de efectivo en Europa, donde el club británico encajó tan sólo seis tantos en 12 partidos en su camino hacia Roma.