El Sevilla, rey de Europa

FC Barcelona – Sevilla FC 0-3El conjunto hispalense dio una lección de juego a un desconocido Barcelona y se proclamó campeón de la Supercopa continental.

El Sevilla venció por 0-3 al FC Barcelona en el Stade Luis II de Mónaco en la final de la Supercopa de Europa de la UEFA disputada en el Principado. Renato, Kanouté y Enzo Maresca sellaron el triunfo del conjunto hispalense, que logró el segundo trofeo europeo de su historia.

Sorpresa en el Luis II
El Sevilla no se amedrentó ante la importancia del encuentro y la categoría del rival, y se lanzó desde el inicio a por la Supercopa. El campeón de la Copa de la UEFA dominó el partido en los primeros minutos del choque y se creó rápidamente dos claras ocasiones por mediación de Frédéric Kanouté y Julien Escudé. En el minuto 7, el conjunto sevillano culminó su gran inicio con el tanto de Renato, que aprovechó un despeje de Víctor Valdés a disparo de Luis Fabiano en el área para abrir el marcador.

Reacción estéril del Barça y gol de Kanouté
Los sevillistas fueron cediendo poco a poco el esférico al conjunto azulgrana y se replegaron en su campo esperando opciones al contraataque. La buena presión de los pupilos de Juande Ramos impedía no obstante al Barça hacer su tradicional juego de ataque. Las bandas estaban bien cubiertas por los laterales del Sevilla y la intensa presión en el centro del campo impedía a las estrellas del equipo culé jugar entre líneas. El buen trabajo del conjunto hispalense fue recompensado al filo del descanso, cuando, a la salida de un córner, Kanouté aprovechó un mal despeje de Valdés con los puños para hacer el 0-2 y desatar la euforia en la gradas ocupadas por los seguidores sevillistas.

Un Barça desconocido
La segunda parte comenzó igual que la primera. El Sevilla era el equipo más activo sobre el terreno de juego y ahogaba a un Barça desconocido. Frank Rijkaard dio entrada a Eidur Gudjohnsen y a Andrés Iniesta para dar la vuelta al marcador pero los sevillistas, perfectamente ordenados y muy agresivo, no dejaban respirar a los azulgrana. El islandés puso a prueba a Andrés Palop en el 63', pero el guardameta atrapó sin problemas su disparo. Unos instantes después, Renato estuvo a punto de hacer el 0-3, pero su remate de cabeza salió desviado ante la media salida de Valdés.

El Sevilla aguanta...como un campeón
Los azulgrana apretaron en el tramo final del encuentro buscando una increíble remontada y Rijkaard dio entrada a Ludovic Giuly. En el 70', Palop, providencial, evitó el tanto del Barcelona arrebatando el balón en los pies de Lionel Messi. Los sevillistas eran también muy peligrosos a la contra y el 0-3 estaba tan cerca como el 2-1. Gudjohnsen falló una clara ocasión de gol sólo ante Palop en los últimos segundos del choque y Enzo Maresca puso la puntilla en el descuento marcando desde el punto de penalti, tras una falta de Puyol sobre Antonio Puerta en el área. Unos meses después de ganar la Copa de la UEFA, el Sevilla celebró la consecución de su segundo trofeo europeo ante todo un Barça.

Arriba