UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Un pletórica Dinamarca se enfrenta a la favorita

Con un rendimiento perfecto hasta la fecha, el seleccionador Thomas Frank quiere que su equipo "crea que es realmente bueno" en su semifinal ante una Alemania que sufrió más de lo esperado en la fase de grupos.

Thomas Frank, seleccionador de Dinamarca sub-21
Thomas Frank, seleccionador de Dinamarca sub-21 ©Sportsfile

El perfecto comienzo de Dinamarca en este Campeonato de Europa Sub-17 de la UEFA contrasta con la trayectoria de su rival en semifinales, Alemania, un combinado que estuvo al borde de la eliminación y que este jueves estará sin cuatro de sus jugadores habituales en Novi Sad.

Las tarjetas amarillas contra Serbia y Francia han hecho que el seleccionador Thomas Frank no pueda contar con su carrilero Mads Aaquist, pero la situación es más grave para su homólogo en el banquillo alemán, Steffen Freund, que no podrá utilizar al lateral Mitchell Weiser, al central Nico Perrey, al extremo Fabian Schnellhardt ni a su goleador Samed Yesil.

Con estas bajas el centrocampista alemán Jeremy Toljan ha sido convocado en detrimento del lesionado Levent Aycicek y se ha visto forzado a registrar como jugador de campo al portero suplente Cedric Wilmes. Por su parte, Frank, que calificó a su combinado como "tapado", espera ahora llegar a la gran final del domingo. "Alemania es la gran favorita para esta semifinal. Sería una catástrofe para ellos si no alcanzan la final", comentó a UEFA.com.

"Es un equipo muy bueno. Juega rápido y cuenta con buenas individualidades por lo que será complicado, pero también será difícil para Alemania. No me hace falta motivar a mis jugadores, tenemos que ir con la suficiente confianza. Lo más importante es pensar que somos realmente buenos. Hay un gran ambiente y confianza. Sólo queremos que todo esto continúe", señaló Frank.

Por contraste, Freund espera que sus jugadores menos utilizados le otorguen el paso a la final. Su equipo mostró una gran resistencia y logró empatar en los minutos finales ante la República Checa en la segunda jornada antes de vencer a Rumanía y obtener la clasificación. "Ganamos a Rumanía, que posiblemente era uno de los mejores equipos del campeonato en cuanto a su faceta defensiva", declaró el seleccionador germano.

"Estoy un poco sorprendido de que sigamos en el torneo, porque lo normal hubiera sido que la República Checa ganase a Holanda y nosotros nos quedásemos fuera. Pero vamos paso a paso. Ante Rumanía no jugamos pensando en las semifinales, pero estábamos seguros de que podíamos ganar. El gol llegó pronto, pero ganamos y esa es la razón por la que estoy orgulloso de los jugadores y de todo el plantel de la selección. Partidos como este ayudarán a los jugadores a crecer", añadió.

Mientras que Alemania está cumpliendo con la reputación de sus selecciones de mejorar según avanzan los torneos, Dinamarca espera no haber llegado a su mejor nivel demasiado pronto. "Todo entrenador quiere tener un buen ritmo: victoria, victoria y victoria", dijo Frank.

"Sé que Alemania tiene una larga tradición en este tipo de torneos. Algo muy importante que debe tener mi equipo es hambre, nuestro objetivo es ser cada vez mejores. Hemos alcanzado una de nuestras metas pero ahora queremos más y clasificarnos para la final. Estamos muy felices y lo estamos celebrando, ya que es algo de lo que estar orgulloso. Pero ahora queremos más", añadió Frank.

Freund y su equipo, que cuenta con numerosas bajas, tratarán de evitarlo aunque el que ex centrocampista internacional sabe que no será fácil: "Dinamarca busca clasificarse y para ello cuenta con un fútbol muy creativo y con grandes individualidades en el equipo. Tras dos partidos ya estaba clasificada, después de ganar a Francia y a la anfitriona Serbia, y eso es fuerte, muy fuerte".