UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Holanda se corona en los penaltis

Alemania - Holanda 1-1 (Holanda gana 5-4 por penaltis)
Acolatse empató el partido en el tiempo de descuento para los holandeses y luego estos se impusieron en la tanda del Europeo sub-17.

Holanda se corona en los penaltis
Holanda se corona en los penaltis ©UEFA.com

Una tanda de penaltis dramática le dio a Holanda su segunda victoria consecutiva en el Campeonato de Europa Sub-17 de la UEFA.

El capitán alemán Leon Goretzka adelantó a su selección con merecimiento, pero el empate en el tiempo de descuento de Elton Acolatse llevó el partido a los penaltis. Allí Nick Olij paró un penalti y se convirtió en el héroe de la jong oranje.

A pesar de las bajas temperaturas, nada usuales para Ljubljana en mayo, el impresionante estadio ha recibido a 11.674 espectadores para la gran final del torneo sub-17. Fue la tercera máxima asistencia tras las finales de 2009 y 2004, y la más alta en una final en la que no estaba presente la selección anfitriona.

Llevó algo de tiempo que la afición local viera ocasiones. El buen papel de ambas defensas había sido la base del éxito de ambos equipos en este torneo, ya que Alemania no había concedido ni un gol antes de este campeonato, mientras que Holanda sólo había recibido uno. No sorprendió que la primera parte fuera dominada por las zagas.

De hecho, hasta el minuto 23 no llegó la primera ocasión. Timo Werner, que fue titular por primera vez en el torneo por la lesión de Said Benkarit, probó suerte desde el borde del área con un disparo con efecto que superó a Olij pero que se topó con el larguero.

A tres minutos del descanso Holanda apareció en ataque. Logró un córner que tocó Pascal Itter para que Rai Vloet disparara a un lateral de la red, metiendo el susto en el cuerpo a la defensa germana.

Estuvo cerca y sólo unos centímetros negaron el gol unos momentos más tarde. Tonny Trindade de Vilhena colocó un pase perfecto a la espalda de la retaguardia alemana para que Queensy Menig disparase y su lanzamiento golpeó en el larguero y botó sobre la línea.

La segunda parte fue diferente a la primera porque los equipo optaron por una mayor libertad y tomaron más riesgos en ataque. Un gol tempranero fue el catalizador cuando Goretzka puso en ventaja a su equipo con un cabezazo a los 45 minutos tras el córner sacado por el suplente Marc Stendera. El propio Stendera estuvo muy cerca de sumar otra asistencia seis minutos después, pero Niklas Süle no acertó al cabecear otro córner.

Stendera y Nico Brandenburger volvieron a crear peligro cerca del poste izquierdo en un periodo de dominio en el que su dinámica línea de ataque agobió a la defensa holandesa. Olij tuvo que negar un potente disparo de Goretzka que iba a gol.

El partido parecía sentenciado, pero conforme el choque se acababa, y ya en el tiempo añadido, Alemania sufrió un balón a la madera de Thom Haye. Branco van den Boomen mandó la pelota para que Acolatse pusiese el empate tras controlar en el segundo palo y volear para mandar el partido a los penaltis. Stendera falló el lanzamiento crucial y Holanda fue la campeona.