UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Sigue la fiesta del fútbol español

España - Grecia 1-0
Un tanto de Jesé a diez minutos para el final permitió a España conquistar por segunda vez consecutiva el Europeo sub-19.

Sigue la fiesta del fútbol español
Sigue la fiesta del fútbol español ©uefa.com 1998-2012. All rights reserved.

El capítulo de oro del fútbol español parece no tener fin. Después de la UEFA EURO 2012, España derrotó a Grecia por 1-0 en la gran final de Tallín (Estonia) y levantó su segundo Campeonato de Europa Sub-19 de la UEFA consecutivo, el sexto en el total de la categoría. El tanto de Jesé Rodríguez, máximo goleador del torneo, a diez minutos del final hizo justicia al soberbio encuentro realizado por una España que prolonga su hegemonía en el fútbol europeo.

Como si de la selección absoluta se tratara, España protagonizó una primera parte espléndida, tejiendo el juego con calma, dominando el balón y acumulando ocasiones, la filosofía que la selección española despliega en todas sus categorías. Julen Lopetegui solventó la baja de Saúl Ñiguez con un planteamiento muy ofensivo que juntó de inicio a Paco Alcácer, Jesé y Gerard Deulofeu. Demasiada dinamita para una Grecia que salió viva de la primera parte con muchos apuros.

El monólogo español no dio respiro. En el 2' Jesé ya había dado el primer aviso y en el 5' un defensa heleno sacó bajo palos un remate de Alcácer a salida de un córner. España tocaba mientras el balón quemaba en los pies de los jugadores griegos, sorprendidos ante la fuerte presión española. Pasado el cuarto de hora Jesé sacó de nuevo su instinto goleador con un punterazo desde la frontal.

Bajo la batuta de Oliver Torres, el particular Xavi Hernández de la sub-19, a la selección española sólo le faltó puntería o suerte para llegar al descanso con ventaja. Esta superioridad no mermó el espíritu heleno, el mismo que le llevó a aguantar más de una hora en inferioridad numérica para apear a Inglaterra en las semifinales.

A la media hora Grecia sacó las garras con un remate de cabeza de Giorgos Katidis que rozó el palo. Fue su única oportunidad del primer tiempo, pero suficiente para advertir que seguía viva y con opciones. Con la ocasión España volvió a subir una marcha en intensidad, sobre todo con la electricidad de Jesé y Delofeu en los costados, pero se llegó al descanso con empate a cero.

En el segundo acto la lluvia hizo acto de presencia, pero nada cambió la dinámica de la final. España era el único dueño del balón y sólo faltaba abrir la lata. José Campaña estuvo muy cerca con un precioso disparo desde fuera del área que se estrelló en el larguero. Y cuando no fue la madera, fue el portero heleno el que evitó el tanto, como en una doble ocasión de Deulofeu y de Alejandro Grimaldo en el 61'.

Tanto lo intentó España que el gol que valió un Europeo llegó en el momento de la verdad, a diez minutos del final. Deulofeu, espectacular con su capacidad para el desequilibrio, tiró una diagonal hacia la frontal y cedió el esférico a la llegada de Jesé, el máximo goleador del torneo. El delantero del Real Madrid CF colocó el balón en la esquina y añadió una nueva muesca a la edad dorada del fútbol español. Es el sexto entorchado de la categoría, el segundo consecutivo, para una España que sigue marcando la pauta en toda Europa.