UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Mismo guión, distinto desenlace

Portugal - Serbia 0-0 t.p (Penaltis: 4-3)
Los lusos se vengaron de los serbios tras la semifinal de 2013, la cual también se decidió en los penaltis, y jugarán la final contra Alemania.

Mismo guión, distinto desenlace
Mismo guión, distinto desenlace ©UEFA.com

Si el pasado verano en Lituania la suerte de los penaltis sonrió a Serbia, en esta ocasión le tocó a Portugal, que se tomó la revancha ante el combinado balcánico en el Puskás Akadémia Pancho Aréna y jugará la final del Campeonato de Europa Sub-19 de la UEFA en Hungría contra Alemania el jueves.

No hubo goles en 120 minutos en Felcsut
El portero suplente Tiago Sá detuvo el penalti definitivo a Serbia
Alemania espera en la final de Budapest

En un reedición de las semifinales del pasado año, en la cual los serbios fueron los ganadores, fueron los portugueses con su talentoso equipo los que salieron dominando el encuentro. Sin embargo, Portugal en los primeros minutos no gozó de claras ocasiones. De hecho, en el minuto 27, Milan Gajić, con un tiro desde la frontal, apunto estuvo de batir a André Moreira. El balón, tras tocar en un defensor luso, pasó rozando el palo derecho del propio Moreira.

Está acción pareció dejar tocado a los portugueses durante algunos minutos, aunque un genial pase al espacio del defensor Rafa fue a parar a los pies de André Silva, que desde dentro del área disparó por encima de la meta de Predrag Rajković en el 33'. Seis minutos después, respondió Serbia. Staniša Mandić se la cedió a Nemanja Antonov, que escorado desde el área fusiló para que Moreira se luciera con una gran parada. Así, el primer acto llegó sin goles. Los lusos pusieron el dominio y los serbios las grandes oportunidades.

El segundo acto se inició como terminó el primero, es decir, con una oportunidad de Serbia. Un lanzamiento desde casi del centro del campo de Sergej Milinković-Savić fue desbaratado con una bonita estirada por Moreira en el minuto 57. No tardó en responder Portugal con otro estupendo tiro desde la larga distancia. En esta ocasión lo intentó Ivo Rodrigues, pero su tiro con efecto pasó rozando el palo izquierdo de Rajković, que hizo la estatua.

Tras estas acciones, los lusos volvieron a hacerse con el dominio del choque aunque eran incapaces de superar el entramado defensivo de los balcánicos. A cinco minutos del final, el serbio Mijat Gačinović tuvo una estupenda ocasión con un tiro desde dentro del área que se marchó desviado por el palo derecho de Moreira. Pero la semifinal estaba destinada a contar con una prórroga.

Serbia dominó la primera mitad del tiempo extra y en el minuto 99, Milan Jokić, obligó a Tiago Sá, que sustituyó al lesionado Moreira, a realizar una bonita parada para evitar el primer gol. Romário Baldé, con un remate de cabeza que se fue desviado, creó la única ocasión de una Portugal desaparecida hasta el momento en la prórroga.

Ya a diez minutos del final, Portugal disfrutó en la cabeza de Domingos Duarte de una buena ocasión, pero su remate fue despejado en línea de gol por el portero Rajković. A pesar de esta acción, el segundo tiempo de la prórroga se desarrolló con el miedo a perder y el pase a la final se decidió en los penaltis. Y en los lanzamientos de los once metros, Tiago Sá detuvo el último penalti a Milinković-Savić para dar el pase a la final a Portugal.