UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Portugal - Italia: una rivalidad con historia

"El pasado es pasado", comentó Rui Jorge, pero lo cierto es que los choques sub-21 entre lusos e italianos han deparado algunos de los partidos más apasionantes de la categoría.

Italia ganó el título en 1994
Italia ganó el título en 1994 ©Flash Press

Cuando los jugadores de las selecciones sub-21 de Portugal e Italia salgan al City Stadium de Uherske Hradiste este domingo por la noche sumarán un capítulo más a una de las rivalidades más fuertes en la historia de la categoría.

Su atención estará puesta en sacar los tres puntos en el Grupo B, pero el Portugal – Italia tiene un pasado evocador, ya que ha dado algunos de los mejores partidos a dos países muy orgullosos de su fútbol.

El más famoso tuvo lugar hace dos décadas cuando ambas selecciones se midieron en la final del Campeonato de Europa Sub-21 de la UEFA de 1994 en Francia. Una Portugal con la que probablemente fue su mejor generación (con hombres como Luís Figo, Rui Costa, , João Pinto o Jorge Costa) se midió a una selección italiana con muchas estrellas y liderada por Fabio Cannavaro, más tarde capitán de la selección que ganó la Copa Mundial de la FIFA en 2006.

Junto a él aparecían nombres como los de Francesco Toldo, Christian Panucci y Filippo Inzaghi, capaces de eliminar en semifinales a la Francia de Zinédine Zidane y de romper los corazones lusos en la final de Montpellier.

Pierluigi Orlandini, que salió al campo sustituyendo a Inzaghi, marcó el único gol del partido en la prórroga dando a Italia su segundo Europeo sub-21 consecutivo. "Aún me acuerdo de aquel partido con alegría. Nos enfrentamos a un equipo muy fuerte con jugadores de la talla de Rui Costa, Luís Figo o João Pinto", afirmó.

"No fui titular así que no pensaba tener una gran influencia en aquel partido, pero salí en los últimos minutos del tiempo reglamentario y a los siete minutos de la prórroga mande un zurdazo a la escuadra. Ese gol nos dio el título. Fue una sensación alucinante. Me han preguntado por ello muchas veces, pero es complicad describer ese momento de alegría".

Desde entonces se han dado más enfrentamientos con otros nombres que no necesitan presentación. Italia superó a Portugal en las semifinales de 2004 con dos goles de Alberto Gilardino en un 3-1 en el que también jugó en la selección transalpina Daniele De Rossi. Más recientemente los italianos se llevaron el choque en la tanda de penaltis en un partido para lograr el billete a los JJOO de Pekín en 2007, y lanzaron algunos de aquellos lanzamientos hombres como Riccardo Montolivo o João Moutinho.

Lo mejor de la semifinal de 2004

La última parte de esta historia que merece ser contada estará presente en el banquillo luso este domingo. El seleccionador Rui Jorge fue expulsado en un partido de clasificación sub-21 ante Italia y el entrenador de porteros Fernando Brassard era miembro de aquella famosa selección lusa que perdió la final de 1994.

"Todo el mundo habla de la final de 1994, pero eso no nos va a servir como una motivación extra. Primero porque no la necesitamos, y segundo porque fue hace mucho tiempo. Es verdad que nuestro entrenador de porteros jugó aquella final, pero como he dicho, el pasado es pasado", afirmó Rui Jorge.