Echa un vistazo a cinco pasos de los que informa la Organización Mundial de la Salud y la FIFA para ayudar a detener la propagación del COVID-19.

1. Lavarte las manos 2. Toser con el codo flexionado 3. No tocarte la cara 4. Mantener una distancia física
5. Quedarte en casa si no te encuentras bien
Más información >

 

Dinamarca gana su primer título

Dinamarca mostró un gran estado de forma fuera de casa y se adjudicó el primer Campeonato de Europa Femenino Sub-18 de la UEFA.

Aficionadas danesas en 1998
Aficionadas danesas en 1998 ©Sportsfile

Antes del primer Campeonato de Europa Femenino Sub-18 de la UEFA se habían disputado varios torneos internacionales juveniles femeninos en los que participaron principalmente países nórdicos. El primer partido oficial de esta categoría tuvo lugar el 23 de septiembre de 1997, cuando Suecia se enfrentó a Ucrania en la ronda preliminar inaugural de 26 equipos.

Suecia se impuso por 8-0 en Sandviken (Petra Johnsson marcó a los siete minutos y Therese Lundin anotó un 'hat-trick') y lideró el grupo tras derrotar a Lituania por 19-0 gracias, en parte, a cinco goles de Lundin. En los dos meses siguientes, los siete puestos de cuartos de final restantes fueron ocupados por Noruega, Rusia, Dinamarca, Alemania, Holanda, Italia y Francia.

Francia fue la única selección que no se clasificó con el máximo de puntos posibles. Superó a Inglaterra por diferencia de goles estando ambos combinados invictos. Los partidos de cuartos de final se disputaron a doble partido en abril y mayo de 1998. Alemania, bajo la tutela de Silvia Neid, fue la primera selección que selló su pase, tras ganar por 1-2 en Noruega y conseguir un triunfo por 3-2 en casa seis días más tarde.

Cuatro días después se revelaron los otros tres semifinalistas. Suecia derrotó a Italia por 1-0 en casa y 0-4 en Perugia. Francia se impuso a Rusia por solo un gol en casa y por 0-2 en Selyatino. La eliminatoria más reñida fue la que enfrentó a Holanda y Dinamarca. El triunfo de los danesas a domicilio por 1-2 fue suficiente para conseguir clasificarse a pesar de la derrota por 0-1 que sufrieron en casa.

Dinamarca aprovechó esta oportunidad al máximo. Habiendo empatado en casa en la ida de las semifinales contra Alemania, Signe Højen Andersen marcó el único gol en el minuto 57 en Flensburgo, manteniendo así el buen nivel mostrado a domicilio. Sin embargo, no iba a ser una final exclusivamente escandinava, ya que Francia derrotó a Suecia por 5-3 en los penaltis, tras un 2-0 en ambos partidos.

A diferencia de años posteriores, la final fue a doble partido. En esta ocasión, Dinamarca hizo los deberes en casa. Majbritt Knudsen marcó en el minuto 6 y en el 86 en el partido de ida, en Åbenrå. Una semana más tarde, en Niederbronn-les-Bains, Lydie Devaud adelantó a Francia, pero, a los 10 minutos, Gitte Pedersen empató con un valioso gol fuera de casa al acercarse el descanso.

Karina Pedersen casi selló el triunfo en el minuto 73 y, aunque Isabelle Le Denmat y Ellen Pogeat marcaron, Francia aún necesitaba dos goles más cuando el pitido final coronó a Dinamarca como primera campeona del Campeonato de Europa por 4-3 en el global.

Arriba