UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Mitroglou decide en Bucarest

Rumanía - Grecia 1-1 (Global: 2-4)
Con su tercer gol en la eliminatoria, el delantero de Olympiacos selló la clasificación de Grecia para el Mundial de 2014.

Kostas Mitroglou (Grecia) fue el principal protagonista de esta eliminatoria tras marcar tres goles
Kostas Mitroglou (Grecia) fue el principal protagonista de esta eliminatoria tras marcar tres goles ©AFP/Getty Images

Grecia sobrevivió a un gran ambiente en el Arena Națională de Bucarest tras empatar 1-1 contra Rumanía en el partido de vuelta de la repesca y así logró su clasificación para la Copa Mundial de la FIFA 2014 tras superar la eliminatoria por un global de 2-4.

Como era de esperar, fue el combinado rumano el que salió dominando el partido con el claro objetivo de intentar voltear el 3-1 sufrido en Atenas el pasado viernes. Sin embargo, la primera gran ocasión del partido fue para los helenos en el minuto 17. Holebas recuperó un balón en el centro del campo y llegó hasta el área rumana, donde se sacó un gran disparo que fue enviado a córner por Ciprian Tătăruşanu tras realizar éste una estupenda parada.

Pero seis minutos después, Grecia no perdonó. Un buen pase al hueco de Giorgos Karagounis fue controlado por Kostas Mitroglou, que encaró en solitario a Tătăruşanu para batirle y situar el 0-1. Los hombres de Fernando Santos comenzaban a encarrilar su presencia para el Mundial de 2014. Lógicamente, este tanto dejó tocada a Rumanía que más con el corazón que con la cabeza trataba de llegar a la portería de un Orestis Karnezis que apenas sufrió en los primeros 45 minutos.

Rumanía salió en el segundo tiempo con el objetivo de lograr la machada, aunque era incapaz de crear oportunidades claras sobre la portería helena. Sin embargo, la suerte sonrió a los hombres de Victor Pițurcă en el minuto 55, cuando un mal despeje entre dos defensas helenos acabó con el gol en propia puerta de Vassilis Torossidis. El 1-1 espoleó a Rumanía y Ovidiu Hoban obligó a Karnezis a realizar una buena parada. Grecia estaba viviendo sus peores momentos.

Sin embargo, los helenos fueron capaces de aguantar el chaparrón ofensivo de Rumanía y mantuvieron el 1-1 hasta el final, por lo que disputarán en Brasil su tercera Copa del Mundo tras las ediciones de 1994 y 2010. Mientras, los rumanos, que sumarán16 años sin acudir a la cita mundialista, deberán seguir esperando.