UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Sorpresón de Bielorrusia

Bielorrusia - Portugal 5-5
Los bielorrusos dieron la campanada al obtener un más que merecido empate gracias al ‘hat-trick’ de Aleksei Popov.

Aleksei Popov (Bielorrusia) fue sin duda el mejor jugador del partido.
Aleksei Popov (Bielorrusia) fue sin duda el mejor jugador del partido. ©Sportsfile

Bielorrusia casi crea la sorpresa del torneo al ir venciendo por 4-2, pero terminó empatando 5-5 ante Portugal en el segundo partido del Grupo D del Campeonato de Europa de Fútbol Sala de la UEFA. A los de Orlando Duarte les bastará con perder ante España por menos de ocho goles de diferencia para seguir en el torneo.

La ausencia de Ricardinho
Con la abultada victoria por 9-1 de España ante Bielorrusia en el primer partido del Grupo D, el cuadro dirigido por Orlando Duarte afrontaba este encuentro sabiendo que un triunfo le daba el pase matemático a cuartos, al tiempo que enviaba a los bielorrusos a casa. Portugal, organizador del último europeo en Oporto en 2007 donde cayó derrotada precisamente ante La Roja en semifinales, llegaba a Hungría con la importantísima baja de su estrella Ricardinho. Por su parte, Valeri Dosko contaba con las bajas de Vadim Lushkovski, Ilya Gurin, Eduard Bobrov y Vladimir Zhdanovich.

Portugal se adelanta
Clara favorita, Portugal dominó los primeros compases del encuentro y fruto de ello se adelantó en el marcador a los siete minutos de juego. Cardinal recibió un pase vertical de Israel, y el pívot se dio la vuelta y marcó con la zurda de tiro seco y raso. Joel Queirós, un viejo conocido de la Liga española (ElPozo Murcia FS y MRA Navarra), dobló la ventaja con un tiro raso a los 13 minutos tras trenzar una buena pared con Gonçalo Alves, que aprovechó bien una indecisión de Aleksandr Komarov.

Jugadón de Popov
Bielorrusia recortó distancias con un golazo digno de cualquier grande de este deporte. Aleksei Popov se fue de dos jugadores por la banda izquierda, con túnel incluido, y habilitó un medido pase que Aleksandr Chernik no desaprovechó. Los de Valeri Dosko jugaron al máximo de sus posibilidades, evitaron complicarse la vida y aprovecharon con descaro su mejor ocasión en el primer tiempo.

Bielorrusia se desata
Los portugueses dominaban técnicamente, pero los bielorrusos defendían con uñas y dientes. Gracias al pundonor de éstos llegó el empate. Los lusos no daban crédito a sus ojos. Tras un saque de córner, Joel se anticipó pero dejó el balón en las botas de Popov que desde fuera del área marcó de un ajustado tiro cruzado. Pero Bielorrusia creaba la sorpresa cuando el mejor jugador del partido Popov lograba el doblete a pase de Kuznetsov, antes de que Aleksandr Gayduk culminara un contraataque con brillantez. 4-2 en el electrónico, pero quedaban ocho minutos para el fin del partido, un mundo.

Remontada de Portugal
Acto seguido, Portugal reaccionaba de penalti por medio de Joel Queiros, al cometer Chernik falta en el área sobre Cardinal. Y fue de nuevo Cardinal quien anotó el empate a cuatro con un precioso movimiento en pivote, control, volea y gol. Y parecía que el capitán luso Arnaldo daba la estocada final cuando quedaban menos de dos minutos, al robar un balón cuando Bielorrusia jugaba con portero-jugador y marcar al contraataque.

Merecido empate
Sin embargo, una sexta falta de los de Orlando Duarte daba un doble penalti a Bielorrusia que transformaba Popov, con lo que culminaba un ‘hat-trick’ y probablemente uno de los mejores partidos de su vida. El empate le sirve más a Portugal, al que le basta con perder ante España por menos de ocho goles de diferencia para seguir en el torneo, y aún aspira a la primera plaza si vence el duelo ibérico.