UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Hungría se despide del torneo

República Checa - Hungría 6-5
La anfitrona quedó eliminada en un emocionante encuentro, con Kopecký marcando el tanto del triunfo en el último suspiro.

La República Checa se impuso a Hungría después de completar una gran remontada
La República Checa se impuso a Hungría después de completar una gran remontada ©UEFA.com

La República Checa enfrentará el lunes en Debrecen a Italia por las semifinales del Campeonato de Europa de Fútbol Sala de la UEFA, después de remontar cuatro goles para superar a Hungría y asegurarse la segunda plaza en el Grupo A.

Gran ambiente
Frente a unos 7.000 animados espectadores, Hungría comenzó arrollando a su rival, con el fuego en sus estómagos incinerando cualquier atisbo de nervios. Las ocasiones se repetían en ambas porterías, antes de que Zoltán Dróth inaugurara el marcador en el minuto 6, con un violento disparo ingresando en el ángulo inferior izquierdo de la meta defendida por Tomáš Meller.

Lódi, desenfrenado
El capitán checo Martín Dlouhý estuvo cerca poco después, mientras que el portero húngaro Zoltán Balász demostró su astucia para detener el remate de Radek Polášek. Los hombres de Mihály Kozma encontraron rápidamente su recompensa, con Zsolt Gyurcsányi recibiendo el balón de Tamás Lódi para enviar un disparo a la red a los diez minutos. Lódi se encontraría con la madera en un nuevo remate poco después.

Hungría mejora
Gyurcsányi también recibió de Lódi para marcar su segundo tanto de la noche en el minuto cinco de la segunda parte, y el partido parecía terminado cuando Dróth interceptó un balón con Marek Kopecký actuando como portero-jugador en los checos, para enviar el esférico a una portería vacía desde el centro del campo. Sin embargo, casi inmediatamente, el disparo de Lukáš Rešetár superó a Balász para dar comienzo a la remontada.

Portero-jugador
Con Kopecký y más tarde David Frič actuando como porteros-jugadores, el conjunto checo comenzó a meter el miedo en el cuerpo de los húngaros. Dlouhý sirvió para Michal Belej para lograr un nuevo tanto, y más tarde se encontraba en la posición correcta para anotar el 4-3 tras un rebote en Lódi. A continuación, Frič sacó provecho del desorden en el área rival para empatar el encuentro.

Final de infarto
Los checos plantaban un pie en los cuartos de final cuando el balón de Kopecký desde la derecha fue cabeceado a gol por Dlouhý. Increíblemente, Hungría logró recuperarse con su propio portero-jugador, Gyurcsányi, aprovechando una segunda oportunidad después de que su propio tiro golpeara el poste. Sin embargo, a falta de pocos segundos, Kopecký logró el 6-5 después de la parada de Balász para dar el pase a su equipo en un emocionante encuentro.