UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Final de viaje para cuatro participantes

Antes del inicio de los cuartos de final del Campeonato de Europa de Fútbol Sala de la UEFA, analizamos las campañas de las selecciones eliminadas: Hungría, Bielorrusia, Eslovenia y Bélgica

Zoltán Dróth y János Madarász (Hungría)
Zoltán Dróth y János Madarász (Hungría) ©Sportsfile

Después de seis días de intensa acción en el Campeonato de Europa de Fútbol Sala de la UEFA, comienza la fase de eliminatorias, lo que significa la despedida de cuatro de las selecciones presentes en la fase de grupos.

Cuarteto eliminado
La decisión de aumentar de ocho a 12 las selecciones que pasan a la segunda fase del torneo, ha creado un nuevo formato del torneo con cuatro grupos de tres selecciones cada uno. La principal consecuencia de ésto era que todos los participantes debían dar el máximo si querían evitar una salida prematura. La anfitriona Hungría, Bélgica, Eslovenia y la debutante Bielorrusia son las selecciones que se despiden del torneo pero todas ellas han hecho su contribución al campeonato.

Adiós a la anfitriona
Hungría perdió su primer encuentro, 1-3, ante Azerbaiyán pero podría haber logrado el pase en caso de empatar con la República Checa. Un abarrotado Papp László Arena con más de 7.000 espectadores llevó en volandas a Hungría que se puso con un 4-0 en el marcador. Fue entonces cuando los checos pusieron sobre el campo al portero-jugador logrando así remontar el partido. Zsolt Gyurcsányi empató para el equipo local pero a falta de 19 segundos para el final, la República Checa logró el gol de la victoria.

El compromiso de Kozma
Conmocionado por la experiencia Mihály Kozna, quien ya dirigió a Hungría hace cinco años en su anterior campeonato, insistió: "Éste no es el final de una era en el fútbol sala húngaro. Algunos jugadores se van a retirar pero nuestra meta era encontrar a jóvenes futbolistas con talento y hemos descubierto a Zoltán Dróth hace unos pocos meses. Todavía tenemos mucho futuro."

Bielorrusia, con suspense
Otro equipo que se vio involucrado en un encuentro memorable fue Bielorrusia. Tras perder por 9-1 ante España en su primer partido, remontó una desventaja de dos goles ante Portugal y se puso con 4-2 en el marcador. Los papeles se habían invertido pero Portugal rápidamente se puso 5-4 por delante y aunque al final Bielorrusia logró empatar, la debutante quedó fuera por la diferencia de goles. Aleksei Popov logró un 'hat-trick' ante el combinado luso y declaró a UEFA.com: "Para los jugadores veteranos ha sido su último partido a este nivel, por eso todos jugaron como si fuese su última batalla. En lineas generales, no puedo decir que hayamos estado bien o mal. Creo que hemos dado la talla".

La inexperiencia de Bélgica
Tanto Eslovenia como Bélgica pusieron fin a siete años de ausencia en este tipo de torneos pero ninguna logró puntuar. Bélgica perdió 4-0 ante Italia y 4-2 frente a Ucrania en un grupo muy complicado pero el seleccionador Benny Meurs matizó: "El entrenador de Italia ha dicho que este campeonato era muy importante para ellos porque suponía el debut de seis de sus futbolistas en un torneo de estas características, en nuestro caso hablamos de 12. ¿Qué puedo decir acerca de la experiencia? Creo que tenemos un buen equipo e intentamos jugar un fútbol sala bonito en todos los sentidos".

Eslovenia mira al frente
Tras caer por 5-1 ante Rusia y 2-0 frente a Serbia, Eslovenia descubrió que la brecha entre los aficionados y los profesionales es actualmente muy grande, a pesar de contar con la presencia de cientos de aficionados que se desplazaron hasta Budapest. El seleccionador esloveno Andrej Dobovničik lamentó la ausencia de Gaspar Vrhovec por lesión: "Nos marchamos a casa pero ya tenemos ganas de que comience el próximos torneo. Puede que algunos jugadores terminen su carrera con el equipo nacional en este punto por eso están especialmente afectados pero mirando el lado positivo, ahora tenemos más experiencia".