Vardy mete en un apuro al Sevilla