UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Alivio en el Leverkusen tras la clasificación

El equipo alemán selló su pase a la fase de grupos tras vencer por 3-0 a la Lazio el miércoles, pero tanto Leno como Hilbert afirmaron que el triunfo no fue nada sencillo.

Los jugadores del Leverkusen celebran la clasificación
Los jugadores del Leverkusen celebran la clasificación ©AFP/Getty Images

A primera vista, la victoria del Leverkusen por 3-0 ante la Lazio en el partido de vuelta del play-off de la UEFA Champions League puede resultar que el triunfo germano fue cómodo. 

Los goles de Hakan Çalhanoğlu, Admir Mehmedi y Karim Bellarabi aseguraron el miércoles la participación del equipo alemán para la fase de grupos de la máxima competición continental por décima vez en su historia. Sin embargo, la expresión predominante en los jugadores del Leverkusen tras el pitido final, a pesar de la contundencia del resultado, fue de alivio.

"Sobre nuestros hombres teníamos una gran responsabilidad", dijo el portero Bernd Leno, que tuvo que mostrar lo mejor de sus habilidades para que desbaratar las ocasiones de Felipe Anderson y Keita, y que hubieran puesto muy a favor la eliminatoria para la Lazio tras el triunfo de los italianos por 1-0 en el partido de ida. "Necesitamos desesperadamente volver a jugar el martes y el miércoles por la noche. Ahora lo volveremos a hacer con la fase de grupos y creo que no lo merecemos", añadió.

Hakan Çalhanoğlu después de marcar
Hakan Çalhanoğlu después de marcar©Getty Images

Los sentimientos de Leno se vieron también reflejados en su compañero Roberto Hilbert, aunque éste estuvo muy interesado en señalar que el triunfo por 3-0 no fue tan contundente como se pudo reflejar el miércoles. "Fue un partido muy tenso contra un buen equipo. Queríamos desarrollar nuestro juego durante los 90 minutos y marcar los goles necesarios. Afortunadamente lo hemos conseguido", prosiguió.

Y ciertamente lo hicieron. Çalhanoğlu, una pesadilla para el conjunto visitante en el BayArena, abrió el marcador cinco minutos antes del descanso después de que el conjunto alemán apenas hubiera inquietado a la defensa italiana durante los primeros 45 minutos, sin contar por supuesto el remate de cabeza de Stefan Kiessling que se estrelló en el palo mediada la primera parte. 

La volea de Zidane en 2002
La volea de Zidane en 2002

Impulsado por el tanto de Çalhanoğlu, el conjunto de Roger Schmidt saltó al campo tras el paso por los vestuarios con más fuerza. Solo necesitó tres minutos para colocarse por delante en la eliminatoria por primera vez gracias a Mehmedi, que superó a Mauricio antes de mandar el balón al fondo de la red.

Las cosas fueron de mal en peor para el central brasileño, que vio la segunda tarjeta amarilla tras una necesaria falta sobre Kiessling y es que un gol de la Lazio en ese momento hubiera sido demoleador. "Incluso cuando nuestro rival se quedó con diez sabíamos que tenía jugadores con mucha experiencia. Solo necesitaban un par de ocasiones para marcar", comentó Leno. 

El técnico Roger Schmidt aplaude a los aficionados
El técnico Roger Schmidt aplaude a los aficionados©AFP/Getty Images

Afortunadamente desde el punto de vista del Leverkusen, el conjunto visitante no puso en demasiados apuros a Leno tras la expulsión de Mauricio. De hecho, fue Bellarabi en el minuto 88 el que certificó la presencia del conjunto alemán en el sorteo de este jueves con el 3-0 que sería definitivo.

"Estamos deseando que llegue", apuntó un Leno que está deseando acabar en el mismo grupo que el Real Madrid. "Personalmente me encantaría jugar en el Santiago Bernabéu. Pero jugar ante otros equipos también será muy especial", concluyó. 

Anexo