UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Pereda recuerda el primer título de España

El fallecido jugador del Barcelona y la selección rememoró para UEFA.com sus vivencias en el Campeonato de Europa de la UEFA de 1964 antes del tercer título continental logrado en Kiev.

Jesús María Pereda fue clave en la victoria de 1964
Jesús María Pereda fue clave en la victoria de 1964 ©UEFA.com

España alcanzó la gloria en la UEFA EURO 2008 con un equipo cuya fuerza estaba en la suma de sus partes. En aquel torneo de Austria y Suiza 'La Roja' se sacó un doctorado que confirmó dos años después en la Copa Mundial de la FIFA, antes de completar un ciclo perfecto con la conquista de la UEFA EURO 2012.

El triunfo de España en la UEFA EURO 2008 fue el primero que conquistó desde que lograra el título en casa en 1964. El primer éxito fue recordado por Jesús María Pereda, ex delantero de la selección española y el FC Barcelona, en una entrevista que dio a UEFA.com antes de fallecer en septiembre de 2011. Para Chus Pereda, fue un "sueño hecho realidad". Aquí repasamos sus memorias, desde la manera de afrontar la final del seleccionador José Villalonga al espíritu de equipo que unió a aquella selección.

¿Qué recuerda del Campeonato de Europa de la UEFA de 1964?

Chus Pereda: Tengo muchos recuerdos. La final fue ante la Unión Soviética en el Santiago Bernabéu. Fue un evento impresionante y toda España estaba unida. Nos concentramos a 50 kilómetros de la capital y preparamos el partido. Nuestro seleccionador, José Villalonga, hizo un campo de fútbol en la arena y puso piedras para representarnos, y piñas para representar a los soviéticos. Nos convenció de que las piedras eran más fuertes que las piñas, y que por lo tanto íbamos a ganar.

Afortundamente, nosotros marcamos primero. Luisito Suárez se internó por la derecha y centró. Las dos torres soviéticas fueron al despeje. El primero falló y chocó con un compañero. Me llegó la pelota, y disparé tan fuerte que me caí. Un cuarto de hora después, ellos empataron. Luego, cuando quedaban sieto u ocho minutos, asistí para que Marcelino marcara de cabeza. Fue increíble. Nos pasamos toda la noche celebrando y bailando.

¿Cómo fue el medirse a Lev Yashin?

Pereda: Fue raro, porque tenía ese aura de ser un superhombre, pero era un hombre majo como cualquiera. Su colocación era inmejorable, y tenía una planta imponente. Fue invitado a Barcelona poco después y estuve con él. Era muy amable. Y luego estuve con él cuando entrenaba en la Copa Mundial.

¿Qué equipo era mejor: el de 1960 o el de 1964?

Pereda: No creo que el equipo de 1964 fuera mejor. El de 1960 con Alfredo Di Stéfano y László Kubala tenía más talento. Pero en el fútbol importa el equipo, no las individualidades. Éramos un buen grupo y teníamos a Luisito Suárez para dirigir la orquestra. Luego teníamos grandes jugadores como Amancio Amaro y Marcelino, que era un goleador. “También teníamos a Ignacio Zoco, Josep Maria Fusté, Feliciano Rivilla, Fernando Olivella, Isacio Calleja y un joven portero llamado José Ángel Iribar. Todos estábamos en forma y el papel del entrenador era acoplar a estos jugadores y asegurarse que todo salía bien”.

¿Qué hay de la rivalidad que había entre los jugadores del Real Madrid y el Barcelona?

Pereda: Éramos amigos, como con los de Zaragoza, Athletic o Atlético. Siete de nosotros jugábamos en el Real Madrid o el Barcelona. Nos llevábamos muy bien y formamos una selección que vivía y jugaba como hermanos.

¿Cómo fue para un jugador del Barcelona jugar la final en el Santiago Bernabéu?

Pereda: Emocionante. Jugué en el Real Madrid cuando tenía 18 años, junto a Di Stéfano, Ferenc Puskas, Francisco Gento y todos esos. Pero aún así me sorprendió el estadio, que estaba abarrotado de aficionados que cantaban 'España, España'. Fue campeón de Europa en un ambiente así fue un sueño cumplido.