UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

El Villarreal alimenta su sueño europeo

Villarreal CF - SSC Napoli 2-1 (Global: 2-1)
El conjunto de Garrido logró el pase para los octavos tras remontar el tanto Lavezzi con los goles de Nilmar y Rossi.

El Villarreal alimenta su sueño europeo
El Villarreal alimenta su sueño europeo ©UEFA.com

El Villarreal CF continúa alimentando su sueño europeo después de superar al SSC Napoli por 2-1 en el partido de vuelta de los dieciseisavos de final de la UEFA Europa League. Tras el empate a cero de la ida, Ezequiel Lavezzi había adelantado al conjunto italiano en los primeros compases del juego, aunque antes de alcanzar el descanso Nilmar y Giuseppe Rossi certificaron la clasificación del submarino amarillo, que ahora deberá hacer frente al Bayer 04 Leverkusen en la siguiente ronda.

El encuentro comenzaba con novedades en ambos equipos. La principal sorpresa llegaba en las filas del Nápoles, ya que además de producirse el debut del ex jugador del RCD Espanyol, Víctor Ruiz, Walter Mazzarri decidía reservar a su principal estrella, Edinson Cavani, y dejar al argentino Lavezzi como único delantero, acompañado por su compatriota José Sosa en la mediapunta y por el eslovaco Marek Hamšík unos metros por detrás. Por su parte, Juan Carlos Garrido confiaba en su equipo habitual, comandado por Nilmar y Giuseppe Rossi en ataque, aunque no podía contar con los lesionados Ángel López y Marcos Senna y con el sancionado Carlos Marchena.

El comienzo del choque no marcaba demasiadas diferencias con respecto al partido de ida, ya que ambos equipos adelantaban sus defensas y presionaban con fuerza en el centro del campo, por lo que el encuentro se dirimía en escasos metros. En el Villarreal comenzaban a aparecer las figuras de Santi Cazorla y Borja Valero en el control del balón, aunque el primer susto se lo llevaría Diego López. Andrea Dossena recibió el balón en la banda izquierda en el minuto 7 y envió un centro al corazón del área donde Lavezzi apareció en solitario para rematar desviado. El conjunto de casa sintió el golpe y el Nápoles lo aprovecharía para adelantarse el marcador diez minutos más tarde.

Lavezzi volvió a aparecer, en esta ocasión en la banda derecha, y envió un centro que Marek Hamšík remató a placer ante el desconcierto de la zaga amarilla. El capitán del conjunto italiano asestaba un golpe clave en El Madrigal. Tuvo el empate Borja Valero en el minuto 22 al recoger un rechace en la frontal, aunque su violento remate se marchó apenas desviado ante la mirada de Morgan De Sanctis. Con el marcador en contra el Villarreal se volcaba en ataque y dejaba claros espacios en defensa, y un activo Lavezzi estuvo a punto de aprovecharlo en el 28', aunque en esta ocasión Diego López se impuso en el mano a mano. La situación se repetía una y otra vez, y la última línea del equipo de casa quedaba expuesta en cada contraataque del Nápoles, aunque el Villarreal no tenía tiempo para especular y se la jugaba a matar o morir.

Pero el equipo de Garrido no se rendía y encontraría su justa recompensa antes de llegar al descanso. En el minuto 43 Borja asistía con enorme calidad a Nilmar desde la frontal para que el internacional brasileño igualara el encuentro con una gran definición cruzada, aunque la reacción local no terminaría allí. En el tiempo añadido el Villarreal recuperaba en el centro del campo y una vez más Borja servía el gol a Rossi, cuyo remate se desviaba en Camilo Zuñiga para despistar a De Sanctis y certificar el 2-1 en la última acción de la primera parte. De esta forma, el choque cambiaba drásticamente tras la reanudación, ya que ahora era el Nápoles el que se veía obligado a marcar y el Villarreal encontraba espacios en la zaga rival. Así llegaría  la primera ocasión del complemento en los pies de Cazorla tras un rápida contra liderada por Cani, aunque su remate se marchó por encima del larguero en el minuto 51.

Mazzarri no perdía tiempo y recurría a Cavani en sustitución de Sosa, y el delantero uruguayo comenzó a demostrar su calidad con un peligroso remate de cabeza a la salida de un córner que rozó el larguero de Diego en el 55'. El partido era de ida y vuelta y ambos tenían opciones, y tras un remate escorado de Cani que se marchó apenas alto, Cavani respondía con un potente disparo al palo en el minuto 66 y con un acrobático remate de chilena en la acción posterior. Poco después era Lavezzi el que se encontraba con la madera tras un saque de esquina directo en el momento de mayor presión del Nápoles, aunque Garrido respondía dando ingreso a José Catalá y a Marcos Gullón para reforzar el centro del campo y cerrar el partido. Finalmente el Villarreal logró resistir los últimos intentos del conjunto napolitano para certificar su clasificación para octavos de final y continuar soñando en grande.

Anexo