UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Duelo germano por la gran final

Potsdam y Wolfsburgo, dos de los grandes favoritos para levantar el título el próximo mes de mayo, abren una de las apasionantes semifinales de la UEFA Champions League Femenina.

Duelo germano por la gran final
Duelo germano por la gran final ©UEFA.com

"Es como una final anticipada". Es una frase que entrenadores y jugadores del 1. FFC Turbine Potsdam y del VfL Wolfsburg han comentado de cara a su enfrentamiento de este sábado en una de las semifinales de la UEFA Champions League Femenina.

El Potsdam, que ganó tanto las semifinales germanas ante el FCR 2001 Duisburg en 2010 y 2011, acoge este partido de ida y su capitana Stefanie Draws comenta: "Es una pena que tanto los dos equipos alemanes tengan que enfrentarse antes de la final". Conny Pohlers, campeona con el Potsdam antes de sus triunfos con el 1. FFC Frankfurt hace tres años y con su Wolfsburgo la pasada temporada, añadió: "Por desgracia tenemos que vernos las caras otra vez. Es un poco molesto".

De todas formas, este choque asegura un finalista alemán por séptima temporada consecutiva. El Potsdam lucha por alcanzar un récord de cinco finales y tres títulos, mientras el Wolfsburgo levantó el trofeo en su primer intento como parte del triplete logrado la pasada campaña. A pesar de su estadística como invicto en Europa, el técnico del Wolfsburgo Ralf Kellermann niega que su club sea favorito y piensa que ambos conjuntos están "a un nivel similar".

Ambos conjuntos empataron a uno en Potsdam. "Deberíamos haber ganado después de dominar la segunda parte", comenta Kellermann. "Si somos capaces de mostrar estas virtudes en el terreno de juego, tendremos una buena ocasión para tener éxito este sábado".

El Potsdam lidera la liga con cuatro puntos de ventaja sobre el tercer clasificado, el Wolfsburgo. No obstante, Draws insiste: "El Wolfsburgo es realmente el favorito. Después de todo, lo ganó todo el año pasado. Están bajo más presión, porque defienden título. Ahora nosotras queremos llegar a la final".

Esto es algo que motiva mucho a Pohlers, máxima goleadora histórica de la competición con 48 dianas que esta semana reconoció que ésta sería su última campaña en activo. Sobre su antiguo club, comentó: "Ellas pueden correr y correr durante 90 minutos y más. Correr, luchar y jugar. Así es el estilo de Potsdam. Es complicado jugar contra ellas. Quizás sea una pequeña ventaja jugar la vuelta en casa. En cualquier caso, los dos partidos serán muy igualados".

Después de formar parte de un equipo que sorprendió al Olympique Lyonnais en los octavos de final a pesar de perder la ida en casa, Draws espera un mejor marcador este sábado aunque no crea que la eliminatoria se decida en este partido de ida. "Tendremos a nuestra afición detrás, y ellos nos empujarán. Eso es bueno. Entonces iremos a Wolfsburgo, lo que yo no veo como un problema. Ya demostramos ante el Lyon de lo que somos capaces cuando no jugamos la vuelta en casa".