UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Kellermann, premiado

El técnico puede celebrar ya su Premio al Entrenador Mundial de la FIFA de Fútbol Femenino, pero sus pensamientos están centrados en el intento de ganar su tercera Champions con el Wolfsburgo.

Kellermann, premiado
Kellermann, premiado ©UEFA.com

Ralf Kellermann puede celebrar ya su Premio al Entrenador Mundial de la FIFA de Fútbol Femenino ganado este lunes, pero sus pensamientos también están centrados en el intento de ganar su tercera UEFA Women’s Champions League con el VfL Wolfsburg, donde tiene que enfrentarse en una dura eliminatoria de cuartos de final al FC Rosengård.

Ganar con el Wolfsburgo su segundo entorchado europeo consecutivo y la Frauen Bundesliga la pasada temporada han permitiod a Kellermann ganar este premio por delante de Maren Meinert, seleccionadora sub-19 de Alemania, y de Norio Sasaki, seleccionador femenino de Japón. "Este es un momento maravilloso, estar aquí recibiendo este premio. Me gustaría darle las gracias a mucha gente, este es un premio individual en un deporte de equipo. Así que en realidad es para todo el equipo", comentó el subcampeón de 2013 Kellermann. Pero su atención está en el futuro.

Cuando Kellermann se enteró de que su Wolfsburgo se tenía que enfrentar a las campeonas suecas del Rosengård en el sorteo de noviembre en Nyon, contuvo la respiración unos segundos. "Jugamos contra el mejor equipo sueco, campeón de la liga sueca. Jugadoras como Marta, Anja Mittag, Ramona Bachmann. Es un equipo de máximo nivel y tenemos que jugar la vuelta fuera de casa en césped artificial", comentó Kellermann a UEFA.com.

Los recuerdos son todavía recientes desde la pasada edición de los octavos de final cuando el Wolfsburgo superó al club entonces conocido como FCR Malmö con un triunfo a domicilio por 1-2 en la ida para completar la clasificación con un 3-1 en casa. "Se trataron de dos partidos apretados, así que cualquier cosa es posible y las actuaciones del día decidirán", afirmó Kellermann.

"Es una ventaja para el Rosengård jugar el partido de vuelta en casa y que sea en el césped artificial, pero tenemos un césped artificial en Wolfsburgo en el que podemos entrenar, así que estaremos preparados".

Kellermann, cuyo equipo estuvo invicto en 22 partidos europeos durante tres temporadas y lideró la liga alemana en el parón invernal, añadió que: "Si quieres jugar la Champions League y te quieres probar a ti mismo debes competir con los mejores equipos. Y si quieres llegar a la final también hay que ganar al Rosengård".

Sin embargo, la lesión de Nadine Kessler preocupa al entrenador. Kellermann espera contar con la jugadora para los dos partidos, después de que pasara por quirófano el mes de octubre para corregir una lesión de rodilla. Se esperaba que la futbolista de 26 años volviera a los entrenamientos a principios de enero, pero sigue sintiendo dolor, por lo que su vuelta se ha tenido que posponer. “Sería importante tener a nuestra capitana de vuelta”, dijo Kellermann.

Si el Wolfsburgo supera a su rival sueco, se mediría a Paris Saint-Germain o Glasgow City FC en la siguiente ronda, y la final de este año se juega en Berlín. "Con todo el respeto para los cuartofinalistas, el Paris pasará a semifinales y esta sería una dura prueba, ya que volveríamos a jugar la ida en casa", añadió Kellermann.

"Jugamos un amistoso antes de comenzar la temporada y ganamos 2-0, pero no se pueden sacar conclusiones de ese partido. Será complicado para nosotros alcanzar las semis, pero jugar ante el Paris sería atractivo", concluyó.