UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Vero Boquete, lista para su segunda final

Un año después de caer en el decisivo encuentro con el Tyresö, la española espera alzarse con el título cuando su equipo, el Frankfurt, se mida al Paris este jueves.

Verónica Boquete es ahora una de las mejores jugadoras del fútbol femenino
Verónica Boquete es ahora una de las mejores jugadoras del fútbol femenino ©Getty Images for UEFA

En los últimos años, Verónica Boquete se ha convertido en una de las jugadoras más destacadas del fútbol femenino y prueba de ello es que la española está a punto de disputar su segunda final consecutiva de la UEFA Women's Champions League.

Tras caer 4-3 en el decisivo encuentro de Lisboa ante el VfL Wolfsburg hace doce meses con el Tyresö FF, ahora la internacional española espera resarcirse con el 1. FFC Frankfurt, su actual club tras la desaparición del equipo sueco y una corta etapa en Estados Unidos, ganando al Paris Saint-Germain el jueves en Berlín.

Después de haber ayudado a España a alcanzar los cuartos de final del Campeonato de Europa Femenino de UEFA de 2013 y de lograr la clasificación para la Copa Mundial de la FIFA de este verano por primera vez, Vero Boquete ha publicado su biografía, entró en la lista de candidatas al Premio a la Mejor Jugadora de la UEFA en Europa 2013/14 y está entre las cinco nominadas para el premio de Jugadora del Año de la BBC. La atacante, embajadora del Programa de Desarrollo de Fútbol Femenino, habló con UEFA.com sobre su gran ascenso.

Sus inicios en el fútbol...

Mi padre era y es entrenador. Mi hermano también jugaba y siempre estaban con el balón. Desde que empecé a andar, ya era una más en casa, en el pasillo, en el parque, en la calle… siempre junto a ellos. Me enamoré de este deporte.

Mi jugador preferido, por desgracia siempre ha tenido que ser masculino, porque cuando crecí no tenía ningún referente femenino. Primero fue Ronald Koeman, porque yo jugaba de central. Y luego fue Ronaldo en su época en el Barcelona el jugador que más me impresionó. A nivel femenino, mi primer y mayor referente ha sido Marta.

Lo que más le gusta de jugar como mediapunta…

Cambiar partidos porque hay veces que no estás en un buen momento, el equipo no está jugando bien, y creo que tengo la capacidad de decir: "Estoy aquí, dame el balón, vamos a coger confianza". Cambiar el signo del partido creo que es lo que más me satisface.

Boquete marcó en la final de 2014
Boquete marcó en la final de 2014©Getty Images

Diferencias entre el Tyresö de 2014 y el Frankfurt de 2015...

La final del año pasado aún está en mi cabeza. Y está muy dentro. Incluso ganando este año no creo que pueda sacarme esa espina porque el Tyresö era especial y cada equipo es diferente. Y cada final es diferente. El año pasado estaba confiada porque teníamos un gran equipo pero este año tenemos más estabilidad. Al final los últimos meses en el Tyresö fueron complicados, toda la situación era difícil, especialmente en lo referente a la situación financiera.

Sabíamos que después de la final el equipo se iba a deshacer y que era el último partido para muchas jugadoras. Aquí solo tengo que estar centrada en esta final, en lo que es el juego, en preparar el partido. No hay otros sentimientos, el equipo no va a desaparecer, no vas a tener que decir adiós a todas las compañeras

Eso hace que vaya más confiada y centrada solo en el balón, en el partido, en el fútbol… Y espero hacer un buen partido, que el Frankfurt haga un buen partido y ser el mejor equipo de Europa.

Comparación entre el fútbol femenino americano y el europeo…

Creo que la liga de Estados Unidos es muy física pero quizás tiene alguna carencia táctica y técnica. En Suecia, con el Tyresö, encontré una liga muy fuerte en todo, físicamente, técnicamente y tácticamente. Creo que es lo mismo aquí en Alemania, además de que es una liga incluso aún más competitiva.

Mejores momentos de semifinales: Frankfurt - Brøndby 7-0

La Bundesliga tiene a cuatro equipos que luchan por todo, Wolfsburgo, Bayern, Potsdam y Frankfurt. Es muy difícil que una liga tenga a cuatro equipos de un nivel tan alto y que no haya muchas diferencias con el resto de equipo. Eso hace que para mí, en este momento, la liga alemana sea la mejor del mundo.

Disputar la final por segunda temporada consecutiva...

Es un sueño hecho realidad. Si alguien me dice hace un par de años vas a jugar una final, la vas a perder y al año siguiente vas a jugar otra… Es muy muy difícil jugar una final, como  para jugar dos en dos años consecutivos. Significa muchas cosas, que estoy haciendo bien las cosas, que estoy trabajando bien a nivel individual.

Pero también que tomé la decisión correcta escogiendo Frankfurt, que he crecido aquí como jugadora… El fútbol me da una segunda oportunidad para levantar el trofeo y espero poder hacerlo este año.

Tener partidos vitales en liga en medio de las jornadas europeas…

Esos partidos son como finales. La preparación, la semana de antes, los días de antes, el calentamiento, llegar al campo… todo es muy parecido a una final.

Es la presión de tener que ganar, de tener mucho en juego, de jugarte un título, la Bundesliga, la Copa de Alemania… Tener ese bagaje nos tiene que dar una experiencia que ya hemos tenido esta temporada para saber reaccionar y buscar la mejor manera de afrontar esta final.

Vídeo: Boquete, en su rol de embajadora

Ser un modelo en el fútbol femenino español...

Muchísimo. Es increíble. Estas semanas desde que nos hemos clasificado para la Champions League (la final), también con el premio de la BBC… Todos los medios en España se han hecho eco de estas dos noticias.

En los telediarios, en televisión, en los periódicos, todos los días tengo varias entrevistas en la radio. Eso es fantástico. Es fantástico evidentemente para mí pero sobre todo para nuestro deporte.

Lo que más necesitamos es visibilidad, que la gente sepa que jugamos, que sepa que las mujeres españolas tienen una selección, que vamos a estar en un Mundial, que podemos jugar en otras ligas, que tenemos un nivel alto… Sin duda poder jugar una final de la Champions es lo máximo a nivel europeo.