UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Alemania mira al frente

Tras perder por vez primera en 17 años un partido en el Campeonato de Europa Femenino de la UEFA, la vigente campeona de Europa olvida la histórica derrota haciendo autocrítica.

Noruega sorprendió a Alemania en el último partido de la fase de grupos
Noruega sorprendió a Alemania en el último partido de la fase de grupos ©Getty Images

En un lugar turístico para muchos suecos, en el noroeste de Kalmar, Alemania busca arena, mar y sobre todo calma en el Mar Báltico.

La tranquilidad en su hotel en la isla quizás explica el por qué no ha aparecido el pánico en Alemania después de la derrota del miércoles contra Noruega, que fue el primer pinchazo de las germanas en un Campeonato de Europa Femenino de la UEFA desde que perdieron ante el mismo oponente en la ronda de clasificación en 1996.

Mientras que el humor puede que no sea el adecuado, el sol que entra por las ventanas hace del lugar un sitio acogedor e ideal para borrar de sus mentes la histórica derrota sufrida en el Kalmar Arena.

"Tenemos que hacer autocrítica, porque la crítica está justificada. Tuvimos mucha falta de concentración y de posesión, y no supimos jugar el partido. Las respuestas de la derrota aún no las sabemos", dijo la defensa Annike Krahn, que sentada junto con Célia Okoyino da Mbabi, hizo también un duro análisis aunque en la misma línea que su compañera. "Como equipo, no estuvimos demasiado centradas y cometimos varios errores. No tengo ningún explicación para eso", añadió.

Más que la derrota, Alemania cosechó su segundo partido sin marcar en tres encuentros en la fase de grupos y eso lleva a la precaución. Con solo un triunfo ante Islandia para lograr la clasificación, sorprende lo poco goleadora que es la selección de Silvia Neid después de que esta marcara 64 goles en el camino hacia la fase final.

"En esto hemos perdido un poco", dijo Okoyino da Mbabi, que marcó un doblete ante Islandia con lo que suma en la competición una marca de 19 goles. "Contra Holanda apenas pude disparar y ante Noruega me pasó más de lo mismo. Nuestro objetivo es crear ocasiones de gol ante todos los equipos y marcar", añadió.

Ahora el objetivo es que los titulares sean otros cuando Alemania se mida en el Växjö Arena a Italia en los cuartos de final el domingo. El partido es una copia al que ambos combinados jugaron en Finlandia hace cuatro años, cuando Inka Grings marcó dos goles para una Alemania que más tarde ganaría su quinto entorchado consecutivo. El gol de Patrizia Panico a 27 minutos del final dio vida a las italianas, pero no fue suficiente para empatar. Ahora, Okoyino da Mbabi espera tener un partido más calmado en esta ocasión.

"Va a ser un partido difícil. Hace cuatro años ya estuvo muy disputado. Tenemos que estar preparadas para una buena lucha, porque Italia es muy agresiva y un rival que cierra muy bien los espacios. No debemos dejar que hagan su fútbol", afirmó la delantera del 1. FFC Frankfurt. Por su parte, Krahn añadió: "Queremos jugar las semifinales y tenemos que jugar como sabemos, aunque Italia será muy difícil si nos marca".