UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Alemania disfruta de su dominio

Alemania ha sido la selección dominante en la competición europea de selecciones femeninas, aunque Suecia fue la primera campeona en 1984.

Birgit Prinz levanta el trofeo en 2009; su quinto éxito consecutivo y el de Alemania
Birgit Prinz levanta el trofeo en 2009; su quinto éxito consecutivo y el de Alemania ©Getty Images

El continuo auge del fútbol femenino, que incluyó un aumento de popularidad sin precedentes en la década de los 90, se adelantó a la creación de la primera Competición Europea de la UEFA para Equipos Femeninos Representativos a principios de la década de 1980.

El Campeonato inaugural se jugó entre 1982 y 1984, cuando 16 selecciones disputaron rondas eliminatorias a ida y vuelta hasta la final, en la que Suecia e Inglaterra se disputaron el título. La final estuvo muy igualada. Ambas selecciones ganaron sus partidos de casa por 1-0. Finalmente, Suecia venció 4-3 en la tanda de penaltis en el estadio de Luton, el 27 de mayo de 1984.

Suecia e Inglaterra volvieron a verse las caras en el torneo de 1984-87, esta vez en semifinales. Volvió a ganar la selección escandinava, accediendo así a un puesto en la final, donde jugaría contra Noruega. Las jugadoras noruegas derrotaron por 2-0 a Italia en la semifinal. Después tuvieron otra gran actuación en Oslo, donde vencieron por 2-1 e impulsaron espectacularmente la popularidad del fútbol femenino en su país.

En la edición de 1987/89, Noruega fue de nuevo el rival a batir. Sin embargo, las chicas corrían el riesgo de ser eliminadas a las primeras de cambio (marchaban segundas de grupo tras Dinamarca), aunque reaccionaron rápidamente y derrotaron a Inglaterra por 1-3 en el último partido del grupo. Las danesas entonces fueron eliminadas por Suecia en cuartos, que a su vez fue eliminada por Noruega en semifinales. Ya en la final, la República Federal Alemana dejó clara su progresión al vencer por 4-1 a Noruega en Osnabrück, en julio de 1989.

Al torneo se le dio el grado de Campeonato Europeo, y las vigentes campeonas, ahora simplemente Alemania después de su unificación en octubre de 1990, saboreó de nuevo el éxito en el torneo de 1989/91 al vencer por 3-1 a Noruega en Aalborg, Dinamarca. A pesar del dominio alemán, el fútbol femenino floreció por todo el Continente, y así lo demostró Italia en el segundo Campeonato de Europa Femenino de la UEFA.

Las azurre vencieron a Alemania en la semifinal para jugar la final ante Noruega, que había perdido varias de forma consecutiva. La gran experiencia de Noruega se hizo notar en la final al ganar por 1-0 en Cesena. La fase final de 1993/95 se jugó de nuevo en Alemania, y las locales aprovecharon el apoyo de su público para vencer a Suecia por 3-2 en Kaiserslautern.

La inversión en el fútbol femenino estaba dando sus frutos en Alemania y ganó la siguiente edición en Noruega, al vencer a Italia por 2-0 en Oslo el 12 de julio de 1997. Aquella fase final fue la primera en la que participaron ocho selecciones, y la última en la que se disputó cada dos años. En la actualidad, se juega cada cuatro años, además de ser una competición de clasificación de la UEFA para la Copa Mundial Femenina de la FIFA, que se celebra cada cuatro años.

Después de sus títulos en 1995 y en 1997, Alemania completó el triplete de títulos en 2001 al vencer a Suecia por 1-0 gracias a un gol de oro de Claudia Müller en Ulm. Y Alemania logró su cuarto título consecutivo en 2005 al ganar sus cinco partidos y vencer por 3-1 a Noruega en la final. La fase final fue disputada en Finlandia por 12 selecciones en 2009, pero el resultado fue el mismo. La sexta victoria de Alemania llegó con el triunfo por 6-2 en la final ante Inglaterra. Suecia acogió la edición de 2013 con una afluencia récord de público, y aunque el camino de Alemania no fue fácil, volvió a ganar, venciendo a Noruega por 1-0 gracias a dos penaltis detenidos por Nadine Angerer. Sin embargo, su racha de 22 años de éxito llegó a su fin en 2017, ya que Dinamarca la venció en cuartos de final. Las danesas perdieron el partido decisivo por 4-2 ante la anfitriona, Holanda.