UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Felicidad en Francia, orgullo en Inglaterra

Mientras que el técnico galo Gilles Eyquem mostró su alegría y apuntó que ahora era momento de "celebrarlo", su homóloga en el banquillo Mo Marley dijo estar muy contenta por el trabajo de sus chicas a pesar de la derrota.

Francia celebra el triunfo sobre Inglaterra
Francia celebra el triunfo sobre Inglaterra ©Sportsfile

Gilles Eyquem, seleccionador de Francia
Es un gran placer ya que las chicas se han esforzado mucho para conseguir esto. Quiero dar las gracias al cuerpo técnico por todo su gran trabajo. Esta victoria es para todo el grupo. Ha sido un buen triunfo pero para ver un buen partido, como el que se ha visto, hacen falta dos equipos.

Hemos dominado en la primera mitad ante un conjunto que defiende realmente bien pero no hemos sido capaces de marcar. Ha sido duro. En la segunda mitad hemos tenido más dificultades, ya que nos hemos encontrado una y otra vez con la zaga inglesa. Tuvimos que trabajar mucho para lograr perforar esa defensa.

Inglaterra ha preferido quedarse atrás y tratar de sorprendernos con un juego más directo. Habíamos trabajado mucho ese aspecto para tratar de no cometer errores. Nuestro gran peligro pasaba por perder pases. Aún así en líneas generales no creo que Inglaterra haya sido mejor que nosotros. Ahora vamos a celebrarlo.

Mo Marley, seleccionadora de Inglaterra 
Siempre es duro no ganar pero no siento que hayamos perdido. Las chicas lo han dado todo, no sólo esta tarde sino durante todo el torneo. Les he dicho que estoy muy orgullosa de ellas, muy orgullosa de lo que hemos conseguido. Esta generación nunca había llegado tan lejos y he querido recordárselo. Pese a todo, Francia es campeona por méritos propios.

Sabíamos que sobre el papel era un rival muy fuerte y creo que eso ha quedado demostrado al final. Tengo la sensación que Francia ha sido mejor en la primera mitad y que nosotras hemos sido superiores en la segunda parte. Quizás que el equipo galo sea más fuerte físicamente ha tenido un papel decisivo en el tramo final.

La emoción que han vivido las chicas logrando el pase a semifinales y luego a la final es algo que siempre recordarán. Cuando uno consigue meterse en la final y medirse a un rival de la talla de Francia se da cuenta de que las cosas están funcionando.