Justo empate sin goles

Holanda - Escocia 0-0
El equipo de Guus Hiddink dispuso de las mejores ocasiones, pero el equipo británico mostró una gran cohesión y comenzó en el Grupo A con un punto.

El escocés Tommy Boyd (derecha) intenta taponar el pase de Gaston Taument
El escocés Tommy Boyd (derecha) intenta taponar el pase de Gaston Taument ©Getty Images

Escocia y Holanda comenzaron su participación dentro del Grupo A con un empate sin goles en Birmingham.

Aunque Holanda era poco más que la suma de sus individualidades, debió haber derrotado a aquel aguerrido pero ramplón equipo escocés, ya que aunque no mostró su habitual su fluidez, sin embargo pudo haber salido victorioso convirtieron parte de una serie de ocasiones que tuvo ante una Escocia muy bien plantada en el terreno de juego y que dejó patente su cohesión como selección.

En lugar de ello, sobrevivió para frustrar las acometidas de los de Guus Hiddink en el centro del campo. Andy Goram ya había salvado con una estirada un tiro de Clarence Seedorf, Dennis Bergkamp desperdició un balón franco de Edgar Davids, y Seedorf debió haber hecho más que cabecear el balón al césped y sobre el larguero.

Escocia tuvo menos ocasiones pero mereció el empate por su trabajo colectivo y por mostrarse como un equipo más compacto en el primer encuentro del Grupo A que dejaba a las dos selecciones con un punto a la espera de los siguientes encuentros.

Arriba