Holanda despierta en el segundo tiempo

Dinamarca - Holanda 0-3
Tres tantos en el segundo periodo de la co-anfitriona le metió en los cuartos de final.

Patrick Kluivert (izquierda) celebra su gol con Ronald de Boer y Michael Reiziger
Patrick Kluivert (izquierda) celebra su gol con Ronald de Boer y Michael Reiziger ©Getty Images

Holanda respondió perfectamente a las críticas de su seleccionador, Frank Rijkaard, y se adjudicó el pase a los cuartos de final de la UEFA EURO 2000 con una actuación llena de carácter y calidad, frente al abarrotado estadio en Rótterdam y poniendo así fin a las aspiraciones de Dinamarca.

Los daneses, que necesitaban al menos un punto para seguir vivos, realizaron un cambio respecto al equipo que perdió 3-0 ante Francia. Thomas Gravesen saltó al campo en lugar de Stig Tøfting. John Dahl Tomasson, por su parte, recogió un galardón de la UEFA al juego limpio como resultado de una acción suya en el encuentro de Francia.

Los holandeses, de azul en ese partido a pesar del 'mar naranja' de las gradas, también tenían que mejorar tras su partido inicial que habían ganado con un pobre resultado ante la República Checa. Marc Overmars volvió a la alineación inicial sustituyendo a Clarence Seedorf, mientras que Bert Konterman, del Feyenoord, ocupó el puesto del lesionado Jaap Stam en el eje de la defensa.

La primera oportunidad clara de gol fue para Dinamarca. El balón de Morten Bisgaard atravesó el área desde la banda derecha y fue desviado por Edwin van der Sar antes de que Allan Nielsen pudiese llegar a él. A continuación, con Nielsen aún en el suelo, el disparo de Bisgaard rebotó en la cabeza de su propio compañero y fue a parar directamente a un agradecido Van der Sar.

Pero a los 30 minutos Holanda volvió a acercarse. El centro de Boudewijn Zenden pasó por Overmars y llegó a Patrick Kluivert, cuyo disparo al primer toque desde el punto de penalti fue desviado por Peter Schmeichel. Overmars vio cómo su disparo cogía efecto tras el rechace y se iba a pocos centímetros del poste.

Más adelante, Schmeichel volvió a salvar a su equipo con una salida rapidísima, tirándose a los pies de Edgar Davids y parando su intento de vaselina con el cuerpo, después de que Dennis Bergkamp hubiese descolocado a la defensa danesa. Al filo del descanso, Jesper Grønkjaer envió el balón hacia la frontal del área donde se encontraba Gravesen. Éste buscó un disparo colocado que pegó en el travesaño cuando Van der Sar estaba batido.

Dinamarca aguantó el resultado en los primeros compases de la segunda mitad, pero en el minuto 56 Holanda se adelantó en el marcador. Bergkamp fabricó un hábil autopase entre dos defensas al borde del área y su tiro fue rechazado por la estirada de un excelente Schmeichel. Sin embargo, el rechace llegó directamente a Kluivert, que fusiló con un disparo desde quince metros pegado al poste derecho.

Nueve minutos más tarde, Zenden hizo un quiebro por la izquierda y envió un centro raso que el sustituto Ronald de Boer sólo tuvo que remachar a la red. Schmeichel mantuvo a Dinamarca en el partido tras parar sendos balones de Zenden y Kluivert. Sin embargo, el capitán danés no pudo hacer nada cuando Zenden, solo en el segundo palo, finalizó una gran internada de Reiziger. Para agravar la desgracia de Dinamarca, Michael Schjonberg falló un penalti a once minutos del final, señalado por un claro derribo de Van der Sar a Ebbe Sand.

Arriba