UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

España impone su estilo

A pesar de que ha generado mucha controversia el debate del nueve o el falso delantero, los de Vicente del Bosque han conseguido revalidar título con un vistoso fútbol.

España celebra su triunfo en la final ante Italia
España celebra su triunfo en la final ante Italia ©Getty Images

España completó un torneo memorable e hizo historia cuando levantó por segunda vez consecutiva la Copa Henri Delaunay el domingo. Algunas de las mejores selecciones trataron de hacer lo propio, pero fallaron. No sólo es la primera vez que un equipo reedita el título del Campeonato de Europa de la UEFA, es la primera vez que se enlazan tres títulos, dos continentales y uno del mundo. No fue la República Federal de Alemania o Brasil en la década de los '70, tampoco la Francia de Zinedine Zidane, ningún grupo de jugadores había logrado lo que comenzó ganando el dirigido por Luis Aragonés hace cuatro años, y el que hoy pasa a la historia.

En una palabra
Pero simplemente, España encontró soluciones. Si pierdes a David Villa, el mejor goleador de la historia de la selección, los goles se vuelven un problema. Mientras el debate se centró entre el falso '9' o un delantero centro tradicional, Vicente del Bosque, Cesc Fàbregas y Fernando Torres simplemente hicieron lo suyo. Italia sufrió al ex-jugador del Arsenal FC, Torres despertó ante la República de Irlanda y Fàbregas fue fundamental ante Croacia.

Un extraño Xabi Alonso marcó un doblete ante Francia, pero Cesc apareció una vez más para marcar el penalti decisivo ante Portugal antes del último show de Torres en la final para hacerse con la Bota de Oro adidas.

Punto álgido
Sin duda la doble actuación de Sergio Ramos e Iker Casillas en la tanda de penaltis frente a Portugal. Uno por parar un penalti tras el disparo errado por Alonso y entrar en la leyenda conocido como San Iker, y el otro por superar a Rui Patrício con una definición inimaginable. Fue una forma admirable y atrevida con la que quitarse el sombrero frente a Ramos.

Hombre clave
Tenía una tarea enormemente difícil, pero el ganador tiene que ser Del Bosque. El eligió la opción del doble pivote y se aferró a él. Encontró soluciones ante la ausencia de David Villa y el lento retorno de Torres. Pese a las dificultades realizó sustituciones para lograr goles, mantuvo su sentido del humor y la elegancia para acabar en el olimpo de los entrenadores.

Esperanza para el futuro
Jordi Alba, novato en un gran torneo, ha hecho un gran torneo y lo ha coronado con un importante gol en la final. Además, los Campeones de Europa Sub-21 Juan Mata y Javi Martínez no gozaron de muchas oportunidades, si bien el atacante del Chelsea FC salió al final ante Italia y logró marcar un gol. Varios de los pupilos de Luis Milla llaman con insistencia a la puerta de la absoluta, pero parece que no quiere marcharse ninguno de los de Vicente del Bosque. El futuro está asegurado.

Estadística vital
Desde su eliminación en la Copa Mundial de la FIFA 2006, España ha disputado diez partidos de rondas eliminatorias sin encajar un solo gol.
 
 Punto final
"Creo que es muy difícil ser campeones una vez, dos aún más y tres es brillante. Creo que estos chicos han hecho un gran torneo y tengo que felicitarles”, comentó el seleccionador español Vicente del Bosque.

Anexo