UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
A partir del 25 de enero UEFA.com ya no será compatible con Internet Explorer.
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Croacia planta batalla

Croacia - Francia 2-2
Croatas y galos no lograron la victoria víctimas de sus respectivos errores defensivos.

Milan Rapaić celebra su gol contra Francia
Milan Rapaić celebra su gol contra Francia ©Getty Images

Cualquiera pudo ganar. Pero Croacia lo tuvo en bandeja. En el minuto 93, Ivica Mornar perdonó el 3-2 de forma inexplicable. Antes, sin embargo, el portero Tomislav Butina había salvado a su equipo con dos grandes paradas. No fue el día de Igor Tudor. Ni el de Marcel Desailly. Sus errores en la zaga provocaron los goles del rival. Con este empate, la última jornada del Grupo B se presentó decisiva.

Las dos selecciones saltaron al terreno de juego con el mismo sistema táctico. El 4-4-2 se impuso en la pizarra, aunque sólo teóricamente, ya que en la práctica Zinedine Zidane o Thierry Henry tuvieron libertad absoluta para moverse por donde quisieron en el engranaje colectivo francés. En Croacia pasó tres cuartos de lo mismo.

EURO 2004: todo lo que necesitas saber


Francia controló la pelota, tocó con precisión y buscó la velocidad de Henry. Pero sin convencimiento. Supo que era dominadora, pero pareció que al equipo le faltaba frescura. Las oportunidades no existeron. Croacia, víctima del carácter individualista de sus jugadores, alargó innecesariamente unos ataques que se pudieron haber resuelto con mucho peligro en dos o tres toques.

Y así hubiéramos estado si no llegó a ser por un accidente futbolístico protagonizado por Igor Tudor y Tomislav Butina, a la sazón central y portero croatas. Una falta lejana, lateral y sin peligro botada por Zidane se convertió en gol. El centro, de rosca, no fue rematado por nadie. Tampoco despejado. Y, además, se iba fuera. Pero la torpeza de Tudor hizo que el balón le golpeara ligeramente. Lo justo como para enviar el balón a las mallas. El guardameta, incrédulo, hizo la estatua. Era el minuto 22.

Pese a que el seleccionador croata se indignó recordando la jugada en el banquillo, el partido transcurrió por los mismos cauces que antes del tanto. Al menos, los espectadores pudieron disfrutar antes del descanso una de las mejor jugadas de la Eurocopa. Francia hizo de un saque de esquina una obra de arte. Henry sacó en corto para Zidane. El capitán galo levantó la pelota con un taconazo sublime y la envió al interior del área chica. Allí apareció William Gallas para cometer un error. Cabeceó fuera con toda la portería para él solo. Fue precioso. El descanso alargó la sensación de placer.

Los mejores goles de la EURO 2004
Los mejores goles de la EURO 2004

La apoteosis de fútbol llegó al inicio de la segunda parte. En siete minutos Croacia volteó el marcador. En primer lugar, gracias a un penalti de Mikaël Silvestre sobre Dovani Rosso que Milan Rapaic se encargó de transformar. Fabien Barthez llegó a tocar, pero no lo suficiente. Cuatro minutos después, Silvestre y Marcel Desailly fabricaron un error en cadena dentro de su propia área que Dado Pršo empalmó a la red. Barthez se desesperaba y la afición croata enloquecía.

La fiesta balcánica duró diez minutos. Hasta el 64'. En ese instante, Tudor volvió a pifiarla. Cedió el esférico a su portero muy flojo. Butina llegó por los pelos, pero David Trezeguet ya estaba encima suyo. El ariete de Francia se llevó el balón y marcó a puerta vacía.

Los siguientes minutos fue una lucha directa por la gloria. Croacia y Francia buscaron la victoria. En el minuto 89, Robert Pires y Thierry Henry tuvieron el 2-3. Butina realizó dos paradones que salvaron a su equipo. Pero la ocasión más clara del partido llegó en el descuento en el 93'. Ivica Olic se fue por velocidad de Gallas por el costado izquierdo. Ganó la línea de fondo y habilitó a Ivica Mornar para que sentenciara solo ante Barthez. Para desgracia croata el ex sevillista envió el cuero por encima del larguero. Francia rozó el KO, Croacia, la gloria. Al final empate a errores y emoción para la última jornada.

EURO 2004: Equipo del Torneo

Alineaciones

El banquillo de Croacia escucha su himno nacional
El banquillo de Croacia escucha su himno nacionalBongarts/Getty Images

Croacia: Butina; Šimunić, Robert Kovač, Tudor, Šimić (c); Rapaić (Mornar 87'), Bjelica (Leko 68'), Niko Kovač, Roso ; Šokota (Olić 73'), Pršo
Suplentes: Vasilj, Didulica, Tokić, Tomas, Živković, Srna, Neretljak, Babić, Klasnić
Seleccionador: Otto Barić

Francia: Barthez; Silvestre, Desailly (c), Thuram, Gallas (Sagnol 81'); Zidane, Vieira, Dacourt (Pedretti 79'), Wiltord (Pirès 70'); Henry, Trezeguet
Suplentes: Landreau, Coupet, Boumsong, Lizarazu, Makelele, Saha, Rothen, Marlet, Govou
Seleccionador: Jacques Santini

Árbitro: Kim Milton Nielsen (Dinamarca)

Jugador del Partido: Dado Pršo (Croacia)