UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Robben, entusiasmado con su regreso

Para el extremo holandés es "fantástico" volver a jugar después de su lesión, y más áun si puede ser decisivo para Holanda en la UEFA EURO 2008™.

Arjen Robben (Holanda)
Arjen Robben (Holanda) ©Getty Images

Para Arjen Robben, su experiencia en la UEFA EURO 2008™ ha cambiado totalmente en pocos días. El jugador del Real Madrid CF sufrió una lesión antes del partido contra Italia, pero volvió ante Francia para marcar la diferencia.

La batalla contra las lesiones
"Estaba listo y concentrado para empezar el torneo cuando se me vino el mundo encima. Sólo dos días antes del comienzo tuve una lesión. Pero me dije a mi mismo que tenía que trabajar duro y recuperarme rápido", comentó Robben a euro2008.com, después de hacer un debut brillante en la UEFA EURO 2008™ saliendo desde el banquillo ante Francia.

"Recompensa al trabajo duro"
Primero le dio una asistencia a Robin van Persie para que hiciera el 2-0 y luego marcó el tercero, justo después de que los franceses redujeran distancias en el marcador. "Era un momento perfecto para marcar. Se habían puesto 2-1, y eso les iba a dar fuerzas". Pero con el tercer gol, Robben recobró el brillo de sus ojos. "Cuando trabajas duro y tienes recompensa todo es fantástico".

Conexión madridista
Los jugadores holandeses celebraron la clasificación con sus familias y con los aficionados en el estadio. Robben, junto a Ruud van Nistelrooy y Wesley Sneijder, todos jugadores del Real Madrid, fueron claves en la derrota francesa. "Tenemos una excelente relación, dentro y fuera del campo. Hay una gran conexión con Wesley, sabe exactamente cuando quiero el balón. Y que juguemos juntos en el Real Madrid es una ventaja. La euforia de la afición y de la prensa es lógica teniendo en cuenta que hemos derrotado a dos selecciones muy poderosas", dijo Robben.

Con los pies en el suelo
"Pero tenemos que tener los pies en el suelo y seguir manteniendo nuestro nivel de juego, atentos a mejorar. Ahora estamos en cuartos de final, y podemos afrontar el partido contra Rumanía sin presión. Siempre queremos ganar y jugar bien, y nos da igual el rival de cuartos. Sólo tenemos que pensar en nosotros mismos. Si mantenemos el nivel, no hay que temer a ningún rival", añadió el extremo holandés.