Rehhagel finaliza un reinado histórico

Tras nueve años al cargo de Grecia en los que cambió la suerte del país ganando la UEFA EURO 2004, la etapa del técnico alemán ha llegado a su fin tras la eliminación del Mundial.

Otto Rehhagel, ya ex seleccionador de Grecia
Otto Rehhagel, ya ex seleccionador de Grecia ©Getty Images

Un nuevo seleccionador llevará a Grecia a la UEFA EURO 2012 una vez el periplo de Otto Rehhagel haya terminado tras la eliminación de su equipo de la Copa Mundial de la FIFA.

El contrato del entrenador alemán terminaba a final de mes pero él mismo ha decidido adelantarlo tras la derrota por 2-0 frente a Argentina, que suponía el final del campeonato para ellos. La selección volvió a Atenas esta mañana, pero Rehhagel, que cumplirá 72 años en agosto, ha optado por quedarse en Durban para descansar y seguir así el resto del torneo.

La salida del hombre conocido como 'Rey Otto' finaliza casi nueve años al cargo de Grecia, guiando al equipo a un éxito sin precedentes. Con las apuestas 100-1 en la UEFA EURO 2004, Grecia derrotó a la selección anfitriona, Portugal, por 1-0 en la final para alcanzar su primer título. "Fue un gran logro para nosotros el clasificarnos. Sólo estábamos interesados en el primer partido, pero continuamos, hicimos un gran torneo y finalizamos como campeones".

Cuando Rehhagel se hizo cargo de la selección en agosto de 2001 era un sueño bastante lejano lograr algo así. La única experiencia de Grecia en un torneo final hasta ese punto era en el Campeonato Europeo de la UEFA de 1980 y la Copa del Mundo de 1994, con un historial de un empate y cinco derrotas. Pero llegó Rehhagel, la única persona en jugar o entrenar 1.000 partidos de Bundesliga, quien dirigió de manera notable al Werder Bremen por 14 temporadas levantando una Recopa de la UEFA en 1991 y dos campeonatos de Alemania antes de sumar un tercero con el 1. FC Kaiserslautern, además de ganar entre medias una Copa de la UEFA con el FC Bayern Munich en la temporada 1995/96.

Con el alemán al mando, una generación talentosa de jugadores griegos juntó un increíble espíritu de equipo y desafió todos los pronósticos alzándose con la corona europea en 2004. El equipo griego ganó respeto con el título, y se mantuvo fiel a su estilo defensivo que tan buenos resultados les dio en Portugal.

Mientras que la hazaña de 2004 se ha convertido en irrepetible, Grecia se ha establecido de manera regular en los torneos finales. Aunque su defensa del título en la Eurocopa de 2008 terminó con tres derrotas, se clasificaron con más puntos que ninguna otra selección y logrando a continuación su pase a Sudáfrica, donde anotarían sus primeros goles en un Campeonato del Mundo a cargo de Dimitris Salpingidis y Vassilis Torosidis en su primera victoria frente a Nigeria.

Durante el reinado de Rehhagel, Grecia disputó 106 partidos ganando justo la mitad de ellos, 53, logrando 23 empates y 30 derrotas. Su verdadero legado es el nuevo amor del público griego a su equipo nacional, audiencia que normalmente antepone los colores de su equipo en primer lugar.

El presidente de la Federación Griega de Fútbol, Sofoklis Pilavios, antes de coger en Johannesburgo el vuelo que les llevaba de vuelta a Atenas, comentó a los periodistas: "El señor Rehhagel ha hecho un gran trabajo con la selección y se lo agradecemos. Es un momento difícil para ambas partes".

Su estado de ánimo se reflejó en la prensa al día siguiente. SportDay, con el titular 'Danke Otto' y una enorme foto del entrenador alemán escribió en su portada: "Contigo, nuestro sueño más salvaje se hizo realidad en 2004. Gracias a ti, los griegos hemos aprendido que podemos lograrlo. A día de hoy un país entero te está agradecido por lo que nos has dado y te despedimos con un enorme 'gracias' desde lo más profundo de nuestros corazones".

Anexo