Echa un vistazo a cinco pasos de los que informa la Organización Mundial de la Salud y la FIFA para ayudar a detener la propagación del COVID-19.

1. Lavarte las manos 2. Toser con el codo flexionado 3. No tocarte la cara 4. Mantener una distancia física
5. Quedarte en casa si no te encuentras bien
Más información >

 

“Ahora vamos a disfrutar”

Juande prefiere de momento saborear el histórico éxito logrado por el Sevilla. Ya habrá tiempo de pensar en el Middlesbrough.

Juande Ramos no ocultó la lógica alegría tras lograr el pase a la soñada final de la Copa de la UEFA. En una noche mágica para el Sevilla FC, el técnico de Ciudad Real quiso agradecer tanto a sus pupilos como a la afición hispalense el enorme esfuerzo realizado ante el Schalke 04 durante los 120 minutos. El premio bien lo merece; la Copa de la UEFA espera el 10 mayo en Eindhoven.

“El campo estaba totalmente entregado”
Sin embargo, Juande no quiso ir más allá y prefirió paladear el triunfo de anoche. “Hemos ganado la eliminatoria. Pero ha sido difícil porque una final no se alcanza sin pelear y sufrir. Ahora vamos a disfrutar y la próxima semana pensaremos en el partido final que será muy bonito y especial. Es una alegría y un premio al enorme trabajo de todos. Hemos sufrido y nos hemos esforzado buscando un éxito como éste. Esta alegría era la que estaban esperando los aficionados. Nunca había visto un campo lleno con una afición tan volcada a un equipo como hoy. Ellos han llevado en volandas al conjunto a la victoria. El campo estaba totalmente entregado y eso es importante para los futbolistas”, comentó el míster sevillista en la posterior rueda de prensa.

“Los jugadores están muy abatidos”
Por su parte, Mirko Slomka, entrenador del Schalke, felicitó a los nervionenses por el pase a la final, aunque también se lamentó de las ocasiones falladas por los suyos. “El partido fue muy combativo, de mucha lucha y entrega. Se sabía que un gol podía decidir, y aquí, como en la ida, jugamos noventa minutos con un 0-0 y al final en una situación feliz para ellos llegó el gol. Después lo intentamos quince minutos, tuvimos dos ocasiones, pero no pudo ser. Los jugadores están muy abatidos, porque si se llega a la semifinal también se quiere llegar a la final. Ha sido 120 minutos muy duros y ahora la situación es amarga”, señaló.

Arriba