UEFA.com funciona mejor en otros navegadores
Para la mejor experiencia posible, recomendamos usar Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

El Mundial espera a un devastador Ronaldo

Suecia - Portugal 2-3 (Global: 2-4)
El atacante luso fulminó cualquier esperanza sueca con tres tantos en una exhibición personal de eficacia y potencia en Solna.

El Mundial espera a un devastador Ronaldo
El Mundial espera a un devastador Ronaldo ©AFP/Getty Images

Tras la victoria en Lisboa por 1-0, la selección portuguesa de Paulo Bento logró el billete para la Copa Mundial de la FIFA de 2014 gracias a una actuación para recordar de Cristiano Ronaldo, que anotó los tres goles lusos en una exhibición de potencia, eficacia y ambición. Zlatan Ibrahimović estuvo a la altura del choque pero no pudo evitar el 2-3 que deja a su país fuera de la cita de Brasil.

El conjunto sueco arrancó, obligado por las circunstancias, con una actitud más ambiciosa y ofensiva de lo que lo hizo en la ida. Portugal, que sufrió la lesión de Hélder Postiga en el calentamiento y que tuvo que partir de inicio con Hugo Almeida, optó por salir más replegada para intentar dar la puntilla a la contra. Pero la nota dominante en los primeros minutos fue el miedo al error. Nadie quería arriesgar en exceso y cometer algún fallo que pudiera resultar fatal para las aspiraciones mundialistas de su país.

Alcanzado el cuarto de hora llegó la primera gran ocasión del choque. Una falta sacada con brillantez João Moutinho desde la banda derecha permitió un remate de cabeza de Bruno Alves que salvó con una magnífica estirada el portero sueco Andreas Isaksson. La respuesta de los nórdicos llegó a través de Martin Olsson, que desde la banda izquierda desequilibró a su marcador para luego probar suerte con un disparo potente que se marchó desviado.

Dos ocasiones que fueron un oasis en una primera media hora en la que el control y el juego en el centro del campo fueron la nota recurrente. Fue entonces cuando empezó a aparecer Cristiano Ronaldo. Moviéndose entre líneas, el jugador del Real Madrid CF conectó un par de remates que pusieron el corazón en un puño a los aficionados suecos presentes en el Friends Arena de Solna y mandó un centro medido para Almeida que a punto estuvo de convertirse en el 0-1 al borde del descanso.

En la reanudación los suecos salieron con otro espíritu, y Ruí Patricio tuvo que salvar a su selección en el minuto 49 tras detener un buen remate de bocajarro de Sebastian Larsson tras una asistencia de Zlatan Ibrahimović. Fue la ocasión que precedió al zarpazo de Cristiano Ronaldo, que en una rápida contra lusa se coló por el centro como una exhalación para batir a Isaksson con un potente zurdazo. Con el 0-1 el panorama se oscurecía mucho para Suecia con 40 minutos por jugarse.

Con Portugal cómoda sobre el campo y en el marcador, los suecos tuvieron que asumir el peso del partido. Subieron sus líneas, abrieron el campo y se propusieron poner toda la carne en el asador para apurar sus opciones de viajar este verano a Brasil. Y gracias a ello empataron el partido en el minuto 68 tras un saque de esquina bien rematado por Ibrahimović. El objetivo sueco se ponía a dos goles de distancia, aunque por muy poco tiempo.

Solo cuatro minutos después una falta en la frontal permitió al delantero del Paris Saint-Germain anotar el 2-1 para permitir soñar a la hinchada sueca reunida en Solna. Portugal se había relajado y Suecia se lo había hecho pagar en menos de cinco minutos. Pero la estrella lusa volvió a estar a la altura. Otro balón largo, muy bien lanzado por Almeida, sirvió para que Ronaldo explotara de nuevo su velocidad y definiera a la perfección de nuevo con su pierna izquierda. Un jugador devastador que en el minuto 79 destrozó las esperanzas suecas anotando el 2-3 para igualar a Pauleta como máximo goleador de la historia de la selección lusa con 47 tantos.