Escocia, muy superior

Escocia - CEI 3-0
El combinado británico logró poner fin de buena manera su participación en el torneo en el último encuentro como selección de la CEI.

Paul McStay marcó para una Escocia que quedó eliminada
Paul McStay marcó para una Escocia que quedó eliminada ©Getty Images

A la CEI podría perdonársele su juego tan defensivo contra dos de los equipos más fuertes del grupo, pero eso les dejó en baja forma para el ataque cuando lo necesitó. A pesar de que tuvio la posesión del balón durante varios momentos a lo largo de todo el partido, le faltó el empuje en la delantera, y esto no le favoreció cuando la suerte se puso, por una vez, del lado de Escocia.

Paul McStay disparó desde más de 18 metros y el balón entró en la portería después de rebotar en el poste y en la parte posterior de la cabeza de Dmitri Kharin. Más tarde, el desvío de Kakhaber Tskhadadze hizo que la pelota se paseara ante el portero, brindando a Brian McClair su primer gol para Escocia después de haberlo intentado en 26 ocasiones. Gary McAllister convirtió el penalti provocado por el derribo a Pat Nevin.

Sergei Yuran y Aleinikov Dmitri tuvieron ocasiones para que su selección se hubiera metido en el encuentro, mientras que más tarde Igor Dobrovolski y Korneev Igor hicieron una buena convinación que no logró nada para el equipo de Anatoli Byshovets. A seis minutos del final del encuentro, una falta sobre Pat Nevin permitió a McAllister hacer el 3-0. Fue un final de torneo agridulce para Escocia, mientras que el equipo que representaba al bloque soviético jugaba su último partido como un equipo unificado.